A algunos se os ha ido la puta olla

Ivan

La ética va muy por delante de la estética aunque ambas se complementan. Digo esto porque no me acaba de convencer el tema de las cruces amarillas. Creo que en comunicación es muy importante que el mensaje quede claro, sea directo y sin demagogia. Por ejemplo, me siento mucho más cómodo con el origen de la estelada y el de los lazos amarillos. Me siento muy cómodo con la expresión multicolor de las diades. Me siento muy cómodo con las acciones pacíficas. Me siento muy cómodo con las huelgas generales. Y me siento muy cómodo con la enorme capacidad de organización de la sociedad civil el 1 de octubre, defendiendo urnas, papeletas y la democracia. Aún así, aunque la estética en el caso de las cruces amarillas no me convenza, la ética sigue estando de la parte de quienes exigen la libertad de los presos políticos, desde un ámbito pacífico y con acciones performativas que puedan gustar más o menos en su vertiente estética.

Sin embargo, y para no andarme con rodeos, lo voy a decir muy claro: A ALGUNOS SE OS HA IDO LA PUTA OLLA. Disculpad mi lenguaje pero tras ver la acción del tipo que ha irrumpido en la Plaça Major de Vic, con un coche a alta velocidad, en un lugar cerrado al tráfico privado, en el que había personas sentadas en las terrazas y con una zona infantil en una de las esquinas, es lo mínimo que se puede decir. A ALGUNOS SE OS HA IDO LA PUTA OLLA. Así de simple. Y a quien justifique esa acción, también se le ha ido la olla. Hay límites. Ya no es cuestión de la libertad de expresión, de reivindicaciones o de debates políticos. El límite es el sentido común. Puro y simple. El límite es conceder valor a la seguridad de las personas. El límite es reconocer a los demás, simpatizantes o no con tus ideas, como personas. Porque quien no empatiza, quien no reconoce a otro ser humano como tal es un PSICÓPATA. Y si hubiese sido un independentista quien se hubiese lanzado a toda velocidad contra un conjunto de banderas españolas plantadas en una plaza pública, diría exactamente lo mismo. ¡¡¡BASTA YA!!! Basta de agresiones. Basta de justificar agresiones. ¡¡¡NO PUEDE SER!!! Y basta de pirómanos en la política. Fuera. Tenemos que expulsarles de un ejercicio con tanta responsabilidad social. No todo vale. La vida de las personas (DE TODAS LAS PERSONAS) está muy por encima de los resultados electorales.

¿Y de dónde viene todo esto? De expulsar las urnas del espacio de debate, de no querer escuchar la respuesta a la pregunta que demanda el 80% de la sociedad catalana: ¿quiere usted que Catalunya sea un estado independiente en forma de república? ¿Sí? ¿No? Nos quitan las urnas, nos quitan la voz y, ¿qué queda en ese vacío? ¿Qué rellena ese vacío? ¿Quién se disputa ese vacío y con qué instrumentos? Los libros de Historia están repletos de vacíos que llenó el odio.

Lo público siempre estará en disputa. Se sabe desde que los griegos inventaron el ágora y con ella uno de los grandes instrumentos de la filosofía. Las calles, las plazas, los parlamentos, todos aquellos lugares compartidos siempre estarán en disputa. Y es bueno. Es positivo cuando la disputa es pacífica. Los espacios públicos hay que llenarlos de palabras, de mensajes, de símbolos y no de tipos que se introducen en el interior de un coche para arrollar lo que encuentre por delante, especialmente cuando todos recordamos lo que sucedió el pasado 17 de agosto. Basta ya. Si queréis que no haya símbolos que reclamen la libertad de los presos políticos: LIBERADLOS. Europa ya lo ha hecho. Y no, no es lo mismo llenar una plaza con cruces que hacer lo que ha hecho ese tipo. No es lo mismo. Ni mucho menos. No hay peros, no hay matices, no hay ningún “y tú más”. NO ES LO MISMO.

Por cierto, si lo de este tuitero no es delito de odio, apaga y vámonos.

nou final

Pots seguir el BLOG SOCIETAT ANÒNIMA a:

logotw Twitter

@blogsocietat 

Unknown

Facebook

youtube

YouTube

1024px-Instagram_logo_2016

Instagram

Anuncis