Punto y seguido

victor

Estimado, o no:

Nunca hubiera pensado que escribiría una carta al padre de Hannah Montana. Lo que sí me ha quedado claro es que tu mal humor no se contagió al personaje interpretado por Miley Cyrus. Y es que si la genética hubiese funcionado, la serie se debería haber emitido en el canal DARK, especializado en cine de terror.

Cada uno tiene el sentido del humor que tiene. Eso sí, siempre he pensado que el humor está muy relacionado con la inteligencia. No todo el mundo posee el equipaje vital necesario para reírse del lado más absurdo de la vida, sobre todo teniendo en cuenta que la vida ya de por sí es absurda. Una vez asumido que llevamos la fecha de caducidad en el envase, quizás haríamos bien si nos tomáramos las cosas con otro espíritu. La bilis no suele llevarse bien con las digestiones, ni con el sueño nocturno.

Decía el genial Charlie Chaplin que los gags cómicos funcionan mejor cuando puedes reírte del poderoso. Si es el millonario el que resbala en una piel de plátano, la risa funciona como un mecanismo de defensa ante el poder. Yo jamás me hubiese reído de un paracaidista que sufre un accidente mortal o que resulta herido de cierta gravedad. Por eso te recuerdo que no es el caso. Afortunadamente el militar está bien y creo que todos tenemos derecho a hacer broma del incidente. ¿Por qué? En mi caso porque creo que el desfile militar (cualquier desfile militar) es una expresión de prepotencia, mezclada con un nacionalismo con vocación de amenaza. No estamos hablando de un músico que ha sufrido una caída en el escenario o de un deportista que ha tenido una lesión. Se trata de un señor que en una exhibición militar realiza un acto totalmente prescindible, cargado de banderas y que glorifica un más que discutible modelo de país. Es un hostiazo intelectual a la soberbia. Y de eso, voy a reírme todo lo que pueda. ¿O es que esa fiesta castrense no la pago también de mi bolsillo?

Seguramente, España cuenta en el calendario con fechas más propicias para celebrar su fiesta nacional. Lo que supuso ese 12 de octubre de 1492 en los países conquistados a base de mucha pólvora es cuanto menos cuestionable. Si además se hace coincidir con el día de las fuerzas armadas, día en el que se sacan de los cuarteles armamento y militares para exhibir su poder destructor, no creo que apostemos por un modelo de sociedad inclusivo que promueve el pacifismo, el diálogo y la concordia. Por eso, señor Montana, que los tanques, los aviones y los paracaídas se queden donde tienen que estar en tiempos de paz. Y si quieren su día de fama, que canten y organicen un Operación Triunfo militar. El máximo peligro que pueden correr es que les salga un gallo a mitad de canción.

Fes un click a sota per seguir-me a:

1024px-Instagram_logo_2016 Instagram

https://www.instagram.com/ribes.a/

logotw Twitter

 https://twitter.com/blogsocietat

UnknownFacebook 

https://www.facebook.com/blogsocietat/

youtube

https://www.youtube.com/user/ipsics4

Compra el meu llibre:

poster

Anuncis