Me odias. No lo niegues. ¡Lo sabía!

elpaisodio

Mira, ¿sabes qué? Te voy a recortar el Estatut. No me gusta. Me odias, ¿no? Pues… ya lo tienes cepillado. ¿Organizas una cadena humana de 400 Km? Nada… todo mentira. Tienes figurantes de cartón. Que sí… que lo he visto con los ojos de mis orejas. Pues ya que estamos, te voy a negar el pacto fiscal. Lo hago por ti. Ahora no lo entiendes, pero un día me lo agradecerás. ¿Me odias? No me odies. Soy buena gente. ¿Otra manifestación? ¿Que pides un referéndum? Venga, va… circulen. Y ahora dibujas la banderita catalana con camisetas. Precioso, en serio. Eso lo hacen los norcoreanos. O los nazis. O los nazis y los norcoreanos. Qué cosas tenéis estos catalanes. Por cierto, aprovechando las circunstancias y para que no se te suba la autoestima, te voy a recortar o anular un montón de leyes. Hasta la de la pobreza energética. El frío fortalece. ¿Que cada año hay 16.000 millones de euros que no vuelven? No sé… pregúntaselo a ellos. Si se van será por algún motivo. Como Urdangarín. Se ha ido a Suiza. Sus motivos tendrá. ¿Más manifestaciones? Si es que te cuentas mal. Déjame a mí. Uno, dos, tres… naaaa… cuatro gatos, siendo generoso. Esto va a la baja. Mira lo que dicen las encuestas que preparo. Os quedan cuatro días. Es un sufé… soulflé… sufle… Bueno, eso que baja ¿Me odias? No seas injusto. Te quiero un montón. Porque… porque… haces cosas… Que no… que no… que me da igual esa charlotada de consulta… y la mayoría independentista… hay una mayoría silenciosa… ¿La oyes? ¿No? ¡No seas capullo! ¡Es silenciosa! Mira, si quieres, te puedes manifestar en la luna formando un mosaico ingrávido. Que no, que paso, que no, que no te escucho. ¡¡¡Buuuuuuuhhhh!!! ¿Me odias? ¿Todavía no? Pues ahora entro en tus instituciones. ¿Lo ves? Ya estoy dentro. ¡Buenos dias! Y en tus imprentas y en tus medios de comunicación. Por cierto, tu tele adoctrina, y tu escuela, y tus periódicos. Tú adoctrinas. Estás adoctrinado y adoctrinas. Estás adoctrinado y adoctrinas. Estás adoctrinado y adoctrinas. Adoctrina hasta tu horóscopo. Y habla en español para que te entienda todo el mundo. ¿Qué mierda de dialecto es ése? Y mira tu DNI cuando hagas cola en tu aeropuerto. Que no, que no tenemos guardias civiles para los controles. Que están descansando. Les esperan unos meses duros por delante. ¿Me odias ahora que has perdido tu vuelo? Va, reconócelo. ¿Un poquito? Mira, ahora te voy a quitar urnas y si es con tu voto dentro, mejor. Sshhh… no me toques las palmas que me conozco… Sshhh… Te dejo elegir pero no te acostumbres. ¿Dónde quieres la hostia? ¿En las piernas o en la cabeza? ¡¡¡Pummm!!! Ahora sí que me odias. Confiésalo. Venga, va, que no te he hecho daño. ¡Victimista! ¡Norcoreano! ¡Nazi! Eso ya lo he dicho, ¿no? Por cierto, ¿dónde están los partes médicos con nombres, apellidos, dirección, correo electrónico, cuenta corriente y contraseña del Wi-Fi? ¿Lo ves? Todo mentira. Deja de hacer propaganda en medios internacionales. Mira, ahora te detengo a tus líderes. Lástima que la mitad de tu gobierno se me ha escapado. Y disuelvo tu parlamento. Por supuesto. Y me meto en tus museos y me llevo obras de arte. Y aún no he acabado. Me queda mucho trabajo por hacer. Me odias. No lo niegues. ¡Lo sabía!

Nota del autor: ésta es mi visión. A cero kilómetros del conflicto. Vivido segundo a segundo. No a 600 o a 1000 kilómetros, no a través de medios de comunicación afines al otro bando, no desde esa equidistancia inmoral. Es mi visión, acertada o equivocada como la tuya. Sin ánimo de convertirme en la voz de nadie, creo que es una visión compartida por otros ciudadanos catalanes. Y sigo sin odiar. Porque mi amor es tan grande que no deja espacio al odio. Amo mis raíces, mi identidad y una idea de sociedad que no es la descrita en el texto. Quizás creas que no tengo razón. Lo respeto. Pero lo respetaré aún más si me dejas responder a esta pregunta: ¿quiere que Catalunya sea un estado independiente en forma de república? Y, sobre todo, si aceptas el resultado de tantas voces silenciadas por el uso de la fuerza. Y no. No te odio. Amo demasiado aquello en lo que creo. Además, aunque resulte divertido, creo que no hay que hacer caso a quien dijo “intentarlo es el primer paso hacia el fracaso”. Fue Homer. Homer Simpson.

nou final

Pots seguir el BLOG SOCIETAT ANÒNIMA a:

logotw Twitter @blogsocietat 

UnknownFacebook

tumbñTumblr

Anuncis