Hablar solo estimula el cerebro

hablar solo

No sé qué hago aquí. Las discotecas me agobian. Todo tan lleno de gente. ¿Me dejas pasar? Gracias. ¿Y la barra? ¿Dónde está? ¿Te he pisado? Lo siento. Pues, apártate, gorda. No, no, tranquila. No he dicho nada. Hablo solo. Dicen que es bueno. ¿Pisar a la gente? No, hablar solo. Al parecer estimula el cerebro. ¿Qué dices? ¡No te oigo! ¿Que mi cerebro no está muy estimulado? Sí, ya, lo que digas. Joder, con la gorda. Perdona, ¿me dejas pasar? Gracias. No parecía que estuviera tan lejos. Un poco más. Por fin. ¡Hola! Nada pasa de mí. Estas camareras están muy buenas pero pasan totalmente de tíos como yo. No, no hablaba contigo. Es que hablo solo. Sí, ya sé que es un poco raro. ¡Hola! ¿Me pones una cerveza? No, de presión, no. Es alcoholismo. ¿Que no me haga el gracioso? Está bien, perdona. Ponme una caña. Gracias. Lo que te decía. He leído que hablar solo estimula el cerebro. ¿Que si todo lo tengo tan estimulado? Joder, tía. Vas fuerte, ¿no? ¿Qué? ¿Si fumo? Está bien, te acompañaré fuera.

Dentro había gente pero aquí… ¡Ostias! Joder, tía. Avisa. Es la primera vez que me morrean de esa manera sin avisar. Sí, tengo el coche cerca. ¿Mi casa? A veinte minutos de aquí. Pues nada, lo que quiere ésta ya sé lo que es. El caso es que tengo la casa hecha una mierda. No esperaba visitas. Pues nada, cuando lleguemos no abriré la luz. No, no decía nada. ¿Recuerdas? Hablo solo. Sí, ya sé que es peligroso. Así la gente puede escuchar lo que pienso. No me importa. Total, tampoco es que me hagan mucho caso cuando les hablo. Además, ¿tú tienes Twitter? ¿Sí? Pues eso también es hablar solo. Nada, nada. Ni retweets, ni chorradas. En el fondo todos hablamos solos. De eso se trata, ¿no?

Pues ya estamos aquí. ¿Te importa que no encienda la luz? Es que entran mosquitos. Joder, ahora que me acuerdo, no he hecho la cama. Esta tía pensará que soy un guarro. El caso es que tampoco es que me guste mucho la colega. No… no… no hablaba de ti. Está buena y todo eso… Pero… yo qué sé… Venga, valor… Ahora la desnudaré… Buf, lo que yo decía… Tiene unas cartucheras que ni Clint Eastwood… No, decía que si te gusta Steve Winwood. Era por poner algo de música. ¡Toma, ya! ¡Vaya melonazos que gasta! ¿Por dónde empiezo? No, lo siento, no puedo callarme. Ya te lo he dicho: hablo solo. Eh, ¡no te vayas! ¿Que me lo haga solo? ¡¡¡Pero eso no estimula el cerebro!!!