Carta al obispo de San Sebastián

obispo

Estimado, o no, obispo de San Sebastián:

No te precipites. Piénsalo bien. Afirmar que el PP es marxista, es como afirmar que Montoro es clavado a George Clooney. Para que lo entiendas un poco, te ofreceré cuatro hostias… ups, perdón, quería decir cuatro pistas sobre el marxismo.

  • La principal idea del marxismo es expropiar los medios de producción de la burguesía y dejarlos en manos del proletariado. ¿Entendido? Perfecto, pues ahora coge el boli y apunta: Gas Natural, Telefónica, Repsol, Endesa, Argentaria, Tabacalera, Aldeasa, Aceralia, Indra, Red Eléctrica Española e Iberia. Sí, amigo, eran empresas públicas que el PP privatizó. Es justamente lo contrario que busca el marxismo. Y no sólo eso, el PP-PSOE ha construido unas puertas giratorias que ríete de los aeropuertos de AENA. Échale un vistazo a los asesores de estas empresas y verás a más expolíticos que en una Fanta Party de la FAES. Por cierto, ¿he dicho AENA? Sale en Bolsa el próximo mes. Qué cosas, ¿eh?

  • La propuesta fundamental en “El capital” de Marx es alcanzar una sociedad sin distinción de clases. Dime dónde está la clase media y en qué piso se ha quedado clavado el ascensor social y entonces quizá vaya a una de tus eucaristías. Bueno… déjame que me lo piense.

  • La teoría marxista cree que la revolución es la única manera de lograr un verdadero cambio social, pues los que tienen riqueza y poder no abandonan sus privilegios voluntariamente. Además afirma que este cambio es inevitable. Soy catalán. Quiero decidir mi futuro y el de mi familia. El PP me lo impide. No desea abandonar los privilegios que tantos años de injusticia han alimentado. Los peperos que inundan las instituciones españolas son vocacionalmente antirrevolucionarios porque viven de puta madre (perdona mi lenguaje revolucionario). Vamos, que no dejarán la poltrona ni con agua caliente y Fairy.

  • El marxismo critica la economía capitalista y su efecto en la sociedad. ¿Tienes una imagen mental de Montoro? ¿Tú le ves con coleta y con una camiseta del Che gritando “otro mundo es posible”? Pues eso.

En fin, no quiero aburrirte. El PP está a las antípodas del marxismo. A no ser claro, que te refieras a Groucho Marx, aquel magnífico actor que dijo “jamás olvido una cara, pero en su caso, estaré encantado de hacer una excepción”.

Em pots seguir al Twitter: @alexsocietat i també al Facebook