Carta al ejército de la ignorancia

(Reedició d’una entrada antiga)

Estimado, o no, ejército de la ignorancia:

Bienvenidos a nuestro capítulo semanal de Barrio Sésamo. Hoy hablaremos del concepto lengua materna. Lengua materna es la lengua que has aprendido de tu madre (y por extensión de tu padre). Dicho de otra manera, tu lengua materna es la lengua que se ha hablado en casa desde que alguien te invitó a esta fiesta llamada vida. Y, seguramente, esa lengua en concreto se ha hablado en casa porque en la casa de tus padres también ha sido así. ¿Continúo hasta la noche de los tiempos o me detengo aquí?

Nunca he estado en la casa de Gerard Piqué, pero me juego mi DNI a que su lengua materna es el catalán. ¡¡¡Oooohhhh!!! ¡¡¡Qué decepción!!! Después de todos los intentos de aniquilar el catalán y aún hay indígenas de la colonia que lo hablan. Es hora de hacer autocrítica. Algo han debido hacer mal vuestros padres, abuelos, bisabuelos y tatarabuelos. Con lo bonito que sería que los siete mil millones de ciudadanos del mundo hablasen castellano y no ha acabado de funcionar la cosa. ¿Ah, que Gerard Piqué vive en España y por eso tiene que dirigirse en castellano a quien fue su entrenador? ¿Ah, que como hay barcelonistas que no entienden el catalán tiene que escribir en SU cuenta de Facebook en castellano? Vayamos por partes.

Punto 1. Gerard Piqué no tiene la más mínima obligación de escribir en castellano. No es una cuestión de educación. Es una cuestión de derecho. Incluso, llegados a este punto de imposición, de agresividad verbal, de amenazas, de insultos y de coacciones, es una cuestión de dignidad.

Punto 2. Nadie tiene derecho a exigir a nadie que hable, escriba, piense, sienta o viva en ninguna lengua. Nadie. Ni siquiera tú: ignorante hater con problemas emocionales. Nadie.

Punto 3. De las 5000-6000 lenguas que hay en el mundo cualquier persona tiene derecho a escoger la/las que le salen de las gónadas para comunicarse. Especialmente cuando los lectores de una cuenta de Facebook pueden tener cientos de nacionalidades. Así de simple.

Punto 4. ¿No habéis ido al colegio? ¿No os han explicado los elementos de la comunicación? Repasemos un poquito el tema, amiguitos de Barrio Sésamo: emisor, receptor, canal, código, mensaje y contexto.

Emisor: Gerard Piqué.

Receptor: quien quiera leerlo.

Canal: SU cuenta de Facebook.

Código: catalán

Mensaje: palabras de afecto a una persona querida que acaba de fallecer

Contexto: dolor… mucho dolor.

¿Todavía no lo habéis entendido? Está bien, amiguitos, os pondré un ejemplo. Imaginad que a un ciudadano del siglo XXI (receptor) le gusta mucho la música y la escucha en su iPod (canal). Si hay una canción de algún grupo (emisor) en alemán (código) que no entiende (message not found), estoy seguro que este ciudadano inteligente y sensible a la diversidad lingüística buscará algún traductor en internet y… oh, sorpresa lo traducirá. ¿Y el contexto en este acto de comunicación entre el grupo y el melómano? El contexto es el de un mundo en el que, afortunadamente, no todas las personas son tan culturalmente borderlines como vosotros. 

Ah, por cierto. Espero que me agradezcáis esta deferencia de escribiros en castellano. Quería que me entendieseis y no estoy seguro de que sepáis encontrar un traductor en internet. Cuando algo hace referencia a los deficientes culturales suelo ser bastante pesimista.

Àlex

Em pots seguir al Twitter @blogsocietat i també al Facebook