Carta a Carlos Floriano

floriano

Estimado, o no, Carlos Floriano:

Te escribo preocupado porque creo que tienes un pequeño problema de ubicación espacio-temporal. Te voy a poner un ejemplo para que vayas entrando en materia: si coges una pequeña muestra de 10 militantes del PP con responsabilidad política y 7 de ellos han cobrado sobresueldos, comisiones ilegales o ambas cosas a la vez, podríamos decir que el 70% de esa muestra es corrupta y que el otro 30% es… bueno, tampoco nos precipitemos. Tal como está el patio no pondría la mano en el fuego por esos tres. Llámame pesimista.

Lo que te quería explicar es que no acabo de entender tus porcentajes. Para aclararte el panorama, déjame que seleccione en mi carta el modo Barrio Sésamo.

Hola, amiguitos: hoy vamos a aprender qué es un catalán (aquí vendría la canción del catalán para que los niños se familiarizaran con el concepto pero te la voy a ahorrar). Un catalán es, según Pujol el andorrano, aquel que vive y trabaja en Catalunya. ¿Lo habéis entendido, niños? Pero claro, hay diferentes tipos de catalanes. Para empezar, están los unionistas. Estos quieren seguir como hasta ahora. No me preguntéis por qué. El caso es que les gusta ser españoles. Bueno, hay aficiones más raras, como coleccionar tacitas de porcelana o tarjetas black. Después están los federalistas. Nadie sabe con quién quieren dialogar pero serían algo así como un vendedor de peines en un congreso de calvos. Y, para acabar, están los independentistas. Para ti seguro que son feos, gordos y con tendencia a la halitosis. Lo cierto es que lo que quieren es que vayáis vaciando vuestras instituciones y que, sin prisa pero sin pausa, hagáis mutis por el foro. Ansían poder ver que la delegación del gobierno en Catalunya se transforma en un gran centro de ocio y que en la delegación de Hacienda se construye un memorial dedicado a las balanzas fiscales. Pues bien, con esta pequeña foto de la población catalana ya puedes ir haciéndote a la idea de que, efectivamente, hay más catalanes que independentistas, más cielo que aviones, más agua que bañistas y más ineptos que calculadoras.

Em pots seguir al Twitter: @alexsocietat i també al Facebook