¿Un museo militar en Barcelona? Ni de coña

museo

Estimado, o no, ejército español:

Leo, sorprendido, que queréis abrir un museo militar en Barcelona. Según asegura la información de El Mundo “con ello, el Ejército ya cumpliría su intención de volver a poner en contacto a la ciudadanía catalana con el patrimonio castrense de la región”. ¿Patrimonio castrense? Aquí radican mis principales dudas, especialmente en la relación del ejército español con Catalunya. Exactamente, ¿cuál es el patrimonio castrense al que hacéis referencia? Quizá, cuando las escuelas decidan visitar vuestro museo, les expliquéis que una parte muy importante del ejército español dio apoyo militar al golpe de Estado que dio origen a la Guerra Civil. O, es posible, que les deis una masterclasss de cómo el ejército insurrecto español recibió el apoyo de la aviación italiana para que durante los días 16, 17 y 18 de marzo de 1938 bombardearan Barcelona causando más de 1000 muertos y cerca de 2000 heridos entre la población civil. Haced especial hincapié en los 118 niños que murieron. ¿Es ese el patrimonio castrense de la región? Quizá les podíais leer lo que describió el comandante Andrés García Calle:

Empezó el éxodo al campo. Miles y miles de personas salían a las afueras con los colchones encima de los automóviles, camiones, carros o sobre los hombros. Casi todas las tiendas habían cerrado. El espectáculo era verdaderamente deprimente… La situación llegó a la máxima gravedad. La gente, aterrorizada y ya sin control, huía en masa de la ciudad”.

En fin, como recordar estos episodios es hacer demagogia (ya que hacer mención de aquello que debería llenar de vergüenza a más de uno en este país parece resultar demagógico, por definición) dejadme que exponga un pequeño argumento. ¿Recibís dinero público para vuestra función? Sí. ¿Como por ejemplo los Mossos d’Esquadra o los bomberos? Sí. ¿Existe algún museo dedicado al patrimonio de los Mossos o de los bomberos en Catalunya? No, que yo sepa. En consecuencia, si queréis abrir un museo en Catalunya para marcar paquete o territorio, deberéis recortar otras partidas y, eso sí, no esperéis a que la mayoría de la población catalana demos saltos de alegría y demandemos que recibáis subvenciones. Nada más faltaría. Ah, por cierto. Si vuestra intención es desactivar el independentismo exponiendo armas en un museo, estáis haciendo el ridículo. Es como invitar a las suegras a que vivan con una pareja para evitar su divorcio.

Em pots seguir al Twitter @alexsocietat i també al Facebook