El Génesis según Podemos

podemos

1:1 En el principio creó Pablo los cielos y Madrid. Salmo 136, 5 Círculo Podemos 11, 3.

1:2 Madrid era caos y confusión y oscuridad por encima del abismo, y un viento de Pablo aleteaba por encima de las aguas del Manzanares. Salmo 136, 6.

1:3 Dijo Pablo: “haya Puerta del Sol”, y hubo Puerta del Sol. 2 Tertulia 4, 6.

1:4 Vio Pablo que la Puerta del Sol estaba bien, aunque la faltaba el oso y el madroño. También Pablo pensó que un anuncio de Tío Pepe lo dejaría todo más molón. Y dijo Pablo: “si tenéis paciencia también habrá un Apple Store”.

1:5 Y dijo Pablo: “que a partir de ahora las doce uvas se tomen en esta plaza, por los siglos de los siglos, que para eso Madrid es el centro del resto del mundo que aún no he creado. Y que salgan presentadoras con vestidos transparentes. Y que los haters las pongan a caldo en Twitter”. Entonces pensó Pablo: “primero tengo que crear Twitter”. Y con 140 caracteres, creó Pablo Twitter. Y lo hizo en Madrid. Nada más faltaría. Qué se habrán pensado estos nacionalistas periféricos.

1:6 Dijo Pablo: “haya un firmamento por en medio de las aguas, que las aparte unas de otras, pero que deje a Madrid sin playa, por el qué dirán. Y que se construyan AVE’s y autovías gratuitas para que todos los madrileños puedan poner las toallas donde quieran”.

1:7 E hizo Pablo el sistema radial de carreteras y ferrocarriles; y a la Puerta del Sol la llamó Kilómetro 0. Y así fue. Y Pablo dijo: “que Ismael Serrano haga una canción. Pero que la conocida sea la de Mecano”.

1:8 Y llamó Pablo a los banqueros y a los fachas, “casta”. Errejón. 3,5. Y atardeció y amaneció: día segundo.

1:9 Dijo Pablo: “Acumúlense las aguas de por debajo del firmamento en un solo conjunto, y déjese ver lo seco”; y así fue. Y apareció el Parque del Retiro.

1:10 Y llamó Pablo a lo seco “tierra” para hacer footing, y al conjunto de las aguas lo llamó “estanque”; y vio Pablo que estaba bien.

1:11 Dijo Pablo: “Produzca Madrid todos los cambios sociales: tertulias que den líderes y redes sociales que den tweets, de su especie, con su demagogia, sobre la tierra.” Y así fue.

1:12 Las redes sociales produjeron followers: hashtags que dan semilla, por sus especies, y trending topics que dan fruto con la semilla dentro, por sus especies; y vio Pablo que estaban bien.

1:13 Y atardeció y amaneció: día tercero.

1:14 Dijo Pablo: “Haya luceros en el firmamento celeste, para apartar el día de la noche, y valgan de señales para solemnidades, días y años;

1:15 y valgan de luceros en los platós para alumbrar mi cara y mi coleta.” Y así fue.

1:16 Hizo Pablo los dos luceros mayores; el lucero grande para el dominio del día, y el lucero pequeño para el dominio de la noche, y las estrellas; Círculo Podemos. 136, 7.

1:17 y los puso Pablo en el firmamento celeste de Madrid para alumbrar sobre la tierra,

1:18 y para dominar en el día y en la noche, y para apartar la luz de la oscuridad; y vio Pablo que estaba bien. Y que era más ecológico que la luz artificial. Y dijo Pablo: “que somos de izquierdas y se ha de notar”.

1:19 Y atardeció y amaneció: día cuarto.

1:20 Y dijo Pablo: “hoy tengo tertulia”. Y alguien dijo: “que todavía no hay tertulias”. Y dijo Pablo: “que se hagan las tertulias. Y que salgan expertos en todo pero que no tengan ni puta idea de nada. Y que reduzcan los temas complejos a frases hechas, y que se hagan los graciosos pero den pena, y que se duchen con banalidades y argumentos torticeros, y que salga Inda para que yo parezca más listo”. Acto seguido, Pablo se comió a un pedante. Y dijo: “joder, cómo repites, cabrón. Si lo sé me como a Marhuenda que, al menos, tiene más chicha”.

1:21 Y atardeció y amaneció: día quinto.

1:22 Y dijo Pablo: “me voy a Bruselas”. Y alguien le dijo: “si aún no la has creado”. Y dijo Pablo: “coño, es verdad. Estaba tan concentrado en Madrid que me olvidado de crear el resto del mundo”. Y, como en uno de esos time lapse del YouTube, Pablo creó el mundo. Crecieron las ciudades y con ellas los McDonald’s, los Burguer King y los Starbucks”. Y dijo Pablo: “me parece que se me ha ido la mano”. Y alguien le dijo: “que hagan comercio justo”. Y respondió Pablo: “creo que llego tarde”.

1:23 Y atardeció y amaneció: día sexto.

1:24: Y Pablo dijo: “me voy a Barcelona”. Y alguien dijo: “todavía no la has creado”. Y dijo Pablo: “que sí, joder. Mírate el punto 1:22 del Génesis según Podemos”. A lo que ese alguien respondió: “es verdad allí la veo, donde el independentismo es tan alto como los setos”. Y dijo Pablo: “pues eso, podemos, podemos”. Y Pablo regañó a los catalanes, y les hizo pam-pam en el culo, y les prometió federalismo, una Constitución chachi piruli y que iban a ser la hostia de felices en el reino que se originó en la Puerta del Sol, al que llamó España. Y dijo Pablo, alzando los brazos al cielo: “en la Puerta del Sol como el año que fue, otra vez el champagne y las uvas y el alquitrán, de alfombra están. Los petardos que borran sonidos de ayer y acaloran el ánimo para aceptar que ya, pasó uno más y, catalán, te quedas como estás”.

1:25 Y vio Pablo cuanto había hecho, y todo estaba muy bien. Por fin, al séptimo día descansó.

Em pots seguir al Twitter @alexsocietat i també al Facebook