El catalán no catalán

 

tomás

Estimado, o no, Tomás:

Soy un patriota español, de esos que ya quedan pocos, que cree en la unidad de España por encima de todas las cosas. De hecho, estoy haciendo un estudio para demostrar que España existía antes del Big Bang. Con eso te lo digo todo.

Te escribo porque aplaudo tu iniciativa de publicitar el cava como NO CATALÁN. Me parece algo digno de elogio. De hecho, creo que deberíamos empezar a promocionar todos los productos españoles como no catalanes. Por ejemplo, fuet no catalán, calçots no catalanes, crema catalana no catalana… ¿Que a un señor de Burgos se le ocurre abrir una empresa de quesos? Quesos no catalanes. A los españoles, a los verdaderos patriotas españoles que quieren lo mejor para España, no les importa que el queso sea de Burgos. Lo que quieren es un queso no catalán. ¿Que una señora de Extremadura tiene la brillante idea de abrir una fábrica de embutidos? Pues ya está. Se pone la gloriosa bandera de España en los envases y se afirma con orgullo que son “chorizos no catalanes”. Que de esos hay muchos, ¿no?

En definitiva, se trata de definirnos en base a que lo que hacemos no es catalán. Para que no haya dudas. Bueno, que quede entre tú y yo, esto lo hacemos para boicotear sus productos. Si entre todos conseguimos arruinarles, evitaremos que puedan contribuir con el 19% del PIB y el 24% de los impuestos a la riqueza de España. De eso se trata, ¿no? Si es que somos unos putos genios.

El siguiente paso sería evitar que apareciera la palabra “catalán” cuando algo funciona. En los informativos españoles lo llevan haciendo desde hace años. Cuando un deportista catalán vence en alguna competición muy pocas veces se cita su origen. Es español y punto. Como tiene que ser. Igual que con los políticos o los empresarios corruptos. ¿Sabías que Bárcenas es andaluz? Pues eso. ¿Has oído alguna vez la frase “el extesorero andaluz”? Veo que me entiendes.

A este paso podemos llegar al nirvana patriota español, que sería implantar en el imaginario colectivo la figura del “catalán no catalán”. Por eso, cuando nazca un niño en ese territorio del nordeste peninsular, no sabrá de dónde es. Bueno, sí, será español y ya está. Todos juntos, unidos, indivisibles, iguales, clonados. Todos haciendo lo mismo, pensando lo mismo, sintiendo lo mismo. Hablando una sola lengua, viendo las cosas desde una sola perspectiva, caminando juntos, a la vez, cogidos de la mano en hermandad. ¡Cómo mola el pensamiento único! Con personas como tú, sin duda lo conseguiremos.

Em pots seguir al Twitter @alexsocietat i també al Facebook

Anuncis