La policía del silbido. #Cospedal

cospedal

Estimada, o no, Cospedal:

Ya sé que empezar con una referencia literaria una carta dirigida a un miembro del Partido Popular no parece muy efectivo pero… es lo que hay. No sé si has leído la novela 1984 de George Orwell. Lo dudo porque el escritor británico combatió en la Guerra Civil en el bando republicano y ya sabemos todos quiénes diseñaron la versión beta de tu partido. En todo caso, déjame que te explique qué es la Policía del Pensamiento. Se trata de una organización policial que arresta a los ciudadanos que piensan cosas que van en contra de las consignas del poder. Esta policía emplea unas telepantallas que permiten escuchar las conversaciones a distancia (Orwell hubiese hecho un novelón con el tema de La Camarga). Sobre todo, la policía intenta eliminar a todos aquellos elementos peligrosos. Dicho de otra manera, a todas aquellas personas inteligentes que han desarrollado un pensamiento crítico.

¿Se inventará tu partido una policía del silbido? ¿Utilizaréis telepantallas para saber quién une los labios, dobla la lengua y propulsa el aire hacia fuera para emitir un sonido? ¿Lo echaréis de clase porque ha sido un niño malo? En fin, qué democracia tan bonita en que se ha convertido esta España casposilla donde ni siquiera cabe la protesta pacífica de un silbido. El himno nacional parece una especie de música celestial que inhabilita compartir el espacio con cualquier otro sonido. Nadie tiene derecho a protestar. Porque la corona, los símbolos nacionales y todo el resto de piezas del kit “España, una, grande y libre” queda fuera de la mínima protesta. Todos debemos ser felices en este país. Somos los putos Mickey Mouse de una perenne Disneylandia hispanocéntrica. Sonríe, que eres español y tienes que estar muy orgulloso. Esto es España y olé. Y si no te gusta… bueno, si no te gusta, te quedas porque irte, lo que se dice irte, no vas a poder. Calla y aguanta… o no.

Em pots seguir al Twitter @alexsocietat i també al Facebook