Carta a Michael #IdiomaLocal

 

michael

Estimado, o no, Michael:

Aún estoy en estado de shock. Tantos años de estudio y resulta que nadie me había enseñado el concepto de “idioma local”. Había oído hablar de comida local, mercado local, prostitución local… Bueno, esto último me lo ha explicado un amigo mío al que le gusta hacer nuevas amistades… no pienses mal. En todo caso, lo que creo que te ha sucedido es lo que se conoce como acto fallido. ¡Rápido, Wikipedia! Se llama acto fallido (también conocido como desliz freudiano) a aquel acto que pone de manifiesto una expresión diferente e incluso contraria a la intención consciente del sujeto. Puede presentarse en la acción, en el discurso verbal o en un gesto. El resultado obtenido no es el que explícitamente se perseguía alcanzar, sino que ha ocurrido un reemplazo que escapa a la consciencia del sujeto actuante. Es como lo que sucede cuando, en mitad de un acto sexual con tu mujer, entre gemidos le susurras el nombre de tu amante al oído. Definitivamente, no está bien visto.

Por eso creo que lo que te ha ocurrido es que querías referirte a “idioma indígena”. ¡Wikipedia! ¡Necesito otra vez tus servicios!

En sentido estricto y más habitualmente, se aplica la denominación indígenas a las etnias que preservan las culturas tradicionales. Con este alcance, se denomina indígenas a los grupos humanos que presentan características tales como:

pertenecer a tradiciones organizativas anteriores a la aparición del estado moderno,

pertenecer a culturas que sobrevivieron la expansión planetaria de la civilización occidental.

No sé qué situación se vive ahora en Galicia o en Euskadi pero aquí, en Catalunya, somos indígenas. Unga! Unga! Colonizados estamos. Hasta tenemos a Colón encima de una columna enorme en la que se suben turistas despistados. Con eso te digo todo. Pero aquí, no sé por qué razón, la colonización funcionó mal. Se transformó más en una colonoscopia.

Ya sabes que los catalanes nos comunicamos en nuestro idioma indígena más que nada para fastidiaros un poquito. Es como los franceses. Pudiendo hablar en castellano, idioma universal, no sé por qué lo hacen en francés. Eso sí, en mi ánimo de resultar pedagógico, déjame que te hable de nuestro idioma indígena. El catalán está formado mayoritariamente por monosílabos y sonidos guturales. Somos una comunidad poco avanzada lingüísticamente. Por ejemplo, vosotros, seres superiores desde un punto de vista lingüístico, decís “pecho”. Nosotros utilizamos el vocablo “pit”. La palabra castellana “culo” en catalán es “cul. ¿Quieres más ejemplos? “Pedo” en catalán es “pet”. Ya lo sé. No sólo no pagamos impuestos y os vaciamos las arcas del estado para hacer “El gran dictat” de TV3. También os quitamos letras. Es triste semejante pobreza léxica. Y éstas son las palabras más evolucionadas que tenemos. Hay otras más indígenas aún que nos asimilan a poblaciones prealfabetas. Deberías ver demostraciones de gossos d’atura para entenderme: jeeeeeeeeeee!!! Uaaaaaaaauuuuuuuu!!! Jeu!!! Vineeeeeeeee!!! Quieeeeeeeeet!!!

En fin, creo que está todo mal diseñado. Un solo idioma en el mundo solucionaría muchos problemas. Y, claro, ese idioma debería ser el castellano. ¿El resto? Nada… idiomas locales. Bueno, me despido con más sonidos guturales: in… inde… independència! Lo siento, pero no te lo puedo traducir. Se trata de una especie de grito tribal de celebración… o algo parecido.

Àlex

Em pots seguir a

logotw  Twitter @blogsocietat 

Unknown Facebook