Odio, luego existo. #Catalanofobia #Haters

isco

Estimado/a, o no, madridista (lo siento, no he logrado adivinar tu sexo. Sólo sé que necesitas más para relajarte):

Te lo diré bajito para que no nos oiga nadie: el Espanyol es un club catalán. ¿Te sorprende? Ya sé que es un poco como Falete: te ha despistado el nombre. Pero el Espanyol es un club catalán, igual que el Barça, el Girona o el Nàstic. Otro día te hablaré del Europa pero vayamos poco a poco. Eso sí, te pido que no se te vaya la olla pensando de dónde es el Júpiter.

Yo ya les digo a mis amigos pericos que se deberían cambiar de nombre y ponerse algo más moderno, del tipo RCD Splau. Pero se cabrean conmigo. Y eso que les han construido un complejo de ocio al lado para que olviden las penas jugando a los bolos o viendo una peli en esos sofás tan guapos de color rojo.

En resumen, el Espanyol es un club catalán y, como dicen sus seguidores: Catalunya es más que un club. Estoy de acuerdo. Es una nación con vocación de Estado.

Pero no nos desviemos del tema. Además de escribirte para informarte del origen de un club tan histórico, te dirijo estas palabras para darte un consejo. Bueno… va… dos. El primero es que te intentes llevar bien con las tildes. Son esas cositas que se ponen encima de algunas letras. Y es que las reglas que gobiernan las tildes son como las relaciones de Cristiano Ronaldo con las bibliotecas: difíciles.

El segundo consejo te irá aún mejor: necesitas algo de formación para ser un buen hater español. Por ejemplo, nunca escribas Espanyol. Estás renunciando al uso de la ñ. España se escribe con ñ. Como ñoño, moño y vagina (permíteme que no me deje llevar por la grosería). Un hater español jamás escribe en catalán. El catalán, para él, es un dialecto que se inventó Pujol con la intención de tocar lo que vendrían a ser los testículos o los ovarios. Otra recomendación que te hago es que nunca digas “putos catalanes”. Queda mejor “putos catalufos”. “Putos polacos” es una expresión algo pasada de moda. Eso sí, no tanto como el himno del Madrid (las mocitas madrileñaaaaasss). Mi último consejo es que si quieres ser un auténtico catalanófobo has de escribir con faltas de ortografía. Por ejemplo: “bamos haber os lo yevo diciendo hace tiempo. Que pone en tu DNI. Putos catalufos”. Puedes acabar con un “arriva españa”, que siempre queda muy bien. Estoy seguro que, con estos consejos, en poco tiempo serás un tuit star. Y, si no, al menos nos echaremos unas risas contigo.

Em pots seguir al Twitter @blogsocietat i també al Facebook