Teorema del Castellanoquímedes

tuits almería

inda

Estimados, o no, amargados de la vida incapaces de entender el mundo en el que vivís:

Sois víctimas de vuestras incongruencias. En un alarde de catetismo sin precedentes en la historia clínica de la sociopsiquiatría siguen apareciendo casos de cortocircuito mental que ríete del monstruo de Frankenstein. Ah, por cierto, sociopsiquiatría es un neologismo que me acabo de inventar. Se trata de la suma de sociología y psiquiatría. Constituye una nueva ciencia que intenta encontrar solución a las psicopatologías de algunas sociedades. Os aseguro que, leyendo durante media hora el Twitter, deberíamos empezar ya a abrir facultades que nos protejan del ataque de aquellos amargados de la vida incapaces de entender el mundo en el que viven.

Domingo. Almería. El entrenador Gaizca Garitano abandona la rueda de prensa ante la intolerancia lingüística de unos sujetos (llámalos sujetos, cosas con boca, etc.) que, bajo la teoría de que está en Almería, debe hablar en castellano para responder las preguntas de unos periodistas vascos. Ya tenemos definida la primera sociopatología: fachismo territorial.

Barcelona. Lunes. Se oficia en la Sagrada Familia una misa en catalán en recuerdo al accidente de Germanwings en el que la mayoría de víctimas eran catalanas. Twitter se llena de mensajes abonando la teoría de que es un funeral de Estado y que, por lo tanto, se debe oficiar en castellano (no sea que Dios no lo entienda). Segunda sociopatología: fachismo de como están los Reyes, al castellano te debes.

En resumen: ¿se puede saber cuándo y dónde un vasco, un gallego o un catalán pueden hablar en su lengua materna a otra persona con la que comparten la misma lengua materna?

Esto nos lleva a crear el primer teorema que guía la conducta de un cateto lingüístico. Es el llamado Teorema del Castellanoquímedes. Apunta, que es importante:

Un castellanohablante cateto, total o parcialmente sumergido en un pacífico ambiente no castellanohablante, recibe un empuje de mala hostia que va de abajo hacia arriba, igual al peso del volumen de las demás lenguas que desaloja. Dicho de otra manera y pongo un ejemplo:

Camp Nou. Barcelona. Si un entrenador catalán (llámalo Pep o Guardiola), cuya lengua materna es el catalán, quiere despedirse de su afición en catalán, no puede hacerlo porque es muy probable que entre las 90.000 personas del público haya un señor bajito y con bigote de Valladolid. Y no podrá hablar catalán, sobre todo, si este señor bajito y con bigote tiene una mala hostia del copón y cuenta en Twitter.

Señoras y señores, amargadas/os de la vida incapaces de entender el mundo en el que vivís:

Compraros una isla. Pero ya. No esperéis a mañana. Apartaros del mundanal ruido. Buscad la paz interior. Mirad cada mañana el cielo pensando por qué vuestro espermatozoide fue el más rápido. Pero, sobre todo, dejad de dar el coñazo.

Em pots seguir al Twitter @blogsocietat i també al Facebook