Carta a Sergio Santamaría #RacismoEnVena #PPC

pp

Estimado, o no, Sergio:

Te escribo porque tengo una duda: no sé a qué te refieres exactamente con “nuestra civilización”. ¿Estás hablando de la civilización española? Si es así, me gustaría que me aclararas si en esa civilización occidental contemplas la influencia fenicia con la que se dieron los condicionantes para que naciera una incipiente industria metalúrgica o nuestra tradición pesquera, así como el nombre de España, que se supone que deriva de “i-saphan-im” (tierra de conejos).

Quizá también contemples la huella de los cartagineses que, con sus famosas bailarinas, sembraron la semilla del actual flamenco, por no hablar del impulso que dieron al comercio.

Aunque supongo que no te olvidarás de la influencia griega. Gracias a ella aprendimos lo que es la democracia o la filosofía.

Tampoco prescindas de la huella romana. No podemos renunciar a su influencia en campos como el derecho, la medicina, la ingeniería o la arquitectura.

De los visigodos tampoco te has olvidado, ¿no? Ellos divulgaron la ciencia y la literatura antiguas y nos dejaron un legado artístico imborrable.

Aunque, supongo, que cuando hablas de “nuestra civilización” haces referencia especialmente a la riquísima influencia árabe. Ellos introdujeron la alquimia (el origen de la química), el álgebra, el ajedrez, el uso de las cifras arábigas (en sustitución de los números romanos), determinados instrumentos musicales que darían paso más tarde a la guitarra española, el uso de hierbas y especias en la cocina, muchos topónimos o legumbres como el garbanzo.

Pero, si te preocupa la pérdida de “nuestra civilización”, supongo que en realidad haces referencia a que los barrios se han llenado de franquicias americanas, a que ya no celebramos la castanyada sino Halloween, a que antes hacíamos footing, perdón jogging, y ahora somos runners, a que escribimos hashtags para intentar ser trending topic, a que ya no comemos magdalenas sino muffins o cupcakes, o que con un click en nuestro MAC podemos enviar un e-mail para decirle a nuestro personal trainer que hoy no podemos hacer aerobic. Aunque, si somos VIP’s seguramente tendremos un community manager que haga todo este trabajo. Suerte que ya no se usan los chats sino whatsapp. De esta manera tendremos el mejor feedback. ¡Viva la globalización y la mezcla de culturas! ¡Hagamos un brunch o un lunch con whisky para celebrarlo! Pero que sea DYC que lo fabrican Segovia.

Em pots seguir al Twitter @blogsocietat i també al Facebook