Carta al candidato desmemoriado. ¿Quién soy? ¿De dónde vengo? ¿Adónde voy?

fernández

Estimado, o no, Fernández Aránguez:

No te escribo para decirte que encuentro genial tener apellidos que riman. A mí me hubiera gustado llamarme Sorolla, de primero. Y de segundo… Vamos, que no es ésa la razón principal de esta humilde misiva. Me pongo en contacto contigo para consolarte. En este país en el que vivimos es muy normal que un político no recuerde las promesas que ha hecho. Eso sí, espérate un poquito. Hacerlo después de las elecciones es lo más habitual. Pero que se te olviden las promesas cuando todavía no las has hecho, es como olvidarte las llaves del coche cuando aún no te lo has comprado. Por mucho menos que eso he visto a gente pidiendo hora al psicoanalista.

Lo que tienes que hacer es utilizar una plantilla que he robado del blog roldarin. Si le echas un vistazo, verás que puedes fabricar discursos sin ningún sentido pero que te permitirían ganar cualquier tertulia. Por ejemplo:

Queridos ciudadanos: la realización de las premisas del programa nos obliga a un exhaustivo análisis de las directivas de desarrollo para el futuro. Por otra parte,y dados los condicionamientos actuales, la complejidad de los estudios de los dirigentes cumple un rol esencial en la formación de las directivas de desarrollo para el futuro. Asimismo, el aumento constante, en cantidad y en extensión, de nuestra actividad ayuda a la preparación y a la realización de las actitudes de los miembros hacia sus deberes ineludibles. De igual manera, el nuevo modelo de actividad de la organización, garantiza la participación de un grupo importante en la formación de las nuevas proposiciones.

¿Te has enterado de algo? Pues de eso se trata. Olvídate de prometer nada. ¿Para qué si después no lo vas a cumplir? En definitiva, si lo quieres petar como político, lo que tienes que hacer es aprenderte de memoria la plantilla y hacer lo imposible para que te llamen de cualquier tertulia de La Sexta.

Em pots seguir al Twitter @blogsocietat i també al Facebook