Carta a Espe o la abolición de la esclavitud

espe

(Recupero un article del 2013)

Estimada, o no, Esperanza Aguirre:

Te escribo, como exindependentista, para entregarte las armas de la razón y admitir mi derrota. He dejado de ser independentista. Creo que ya no voy a reclamar más la independencia de Catalunya. A partir de ahora, lo que voy a pedir es la abolición de la esclavitud. 

Cuando afirmas que “Catalunya es propiedad de todos los españoles” lo que realmente estás sugiriendo es que los catalanes somos propiedad de todos los españoles. No existe otra interpretación más que esta. Somos como una nevera, como un televisor o como el tesorero de un partido: objetos que se pueden comprar y que generan credenciales de posesión. Queréis el continente, pero también el contenido. Y lo queréis por derecho de conquista. Tenéis en el ADN el gen colonizador. Poco importa que seáis el país del que más territorios se han independizado, poco importan vuestras múltiples derrotas, el orgullo patrio herido, las postguerras con aromas de venganza. Lo que de verdad queréis es sentir que nos poseéis, que somos vuestros súbditos, sin derecho a pensar de un modo diferente.

Aseguras también que “Catalunya, como el resto de autonomías, es propiedad de todos los españoles”. Pues, también te digo que renuncio. No quiero ser propietario de ningún señor de Murcia, ni de ninguna señora de Valladolid. Siento que no me pertenecen porque, desde que se abolió la esclavitud, nadie pertenece a nadie. No somos posesiones de nada, ni de nadie. No somos trocitos de un todo que pertenece a algo, o a alguien. Somos únicos, irrepetibles. Somos el resultado de un millón de casualidades. Somos herederos de nuestra historia. Somos hijos, hermanos, padres, nietos de otro millón de casualidades. Y, ni tú, ni nadie, tiene el más mínimo derecho a considerar que alguien pertenece a otro alguien. 

Por esta razón, dejo de ser independentista. Lo que quiero es erradicar para siempre la idea de esclavitud. A… Abo… Abolición.

En fin, dicen que lo último que se pierde es la Esperanza. Merda!!!

Em pots seguir al Twitter @blogsocietat i també al Facebook