La leyenda negra española

esp

Estimado, o no, Diego:

Dejando de lado que tu afirmación es más redundante que el “Cara el sol” sonando con eco, déjame que la matice un poco. Respeto que a ti te guste de España “su gran historia y glorioso pasado”, como respeto que haya personas que aún les siga gustando Milli Vanilli. Pero la historia de los países es como las temporadas de las series de televisión: hay capítulos mejores que otros. Incluso, hay capítulos en los que ya has tenido la sensación de haber visto lo mismo en otras temporadas.

Si con lo de “gran historia y glorioso pasado” te refieres a esa fijación por colonizarlo todo, mediante el uso de la violencia, déjame que discrepe un poquito. Por ejemplo, vamos a echar un vistazo a la colonización de América. Supongo que sabes que las leyes de la Corona Española establecieron que los indígenas americanos no serían sometidos a la esclavitud. ¡Oh, qué buenos los españoles, siempre tan atentos! Pero tampoco te flipes. No es que tuvieran una especie de epifanía filantrópica. Se inventaron un régimen de servidumbre denominado”encomienda”, mediante el cual los amerindios eran dados a “encomenderos” españoles. Este régimen tan superguay establecía que los indígenas debían trabajar obligatoriamente para el encomendero, al mismo tiempo que éste se encargaba de su cuidado y evangelización. Dicho de otra manera, curras para mí a cambio de no matarte pero, no te quejes, que te aprenderás el Padrenuestro.

También hay otro capítulo especialmente chungo en esta serie televisiva: la Inquisición. Mira lo que dice John Foxe en su libro Book of Martyrs del siglo XVI: La cruel y bárbara inquisición de España […] ahora practicada en contra de aquellos mínimamente sospechosos de no favorecer la verdad del Señor. Los españoles, y especialmente las grandes dignidades allí, afirman que la Inquisición Española no puede errar y que los santos padres de la Inquisición no pueden ser engañados […] Tres tipos de personas corren peligro por esta Inquisición. Aquellos que sean muy ricos, para expoliar sus bienes. Aquellos que sean cultos, porque no quieren que sus malas acciones y abusos secretos sean espiados y detectados. Aquellos que comienzan a crecer en honor y dignidad, a no ser que estén bajo la autoridad, les formarán alguna vergüenza o deshonra […] y aunque no se diga ninguna palabra, si guardan algún rencor o mala voluntad contra la parte, incontinentes mandan que sea apresado y puesto en una horrible prisión y entonces inventan crímenes contra él a voluntad y, mientras, ningún hombre hablará por él.

#MeGustaDeEspaña su gran historia y glorioso pasado, decías. En fin, espero que con esta frase hagas referencia a sus escritores, o a sus pintores, o a sus científicos. Ojalá sean esos los capítulos que te interesen porque hay otros de los que muchos nos avergonzamos. Al fin y al cabo, España tiene una famosa leyenda negra: La premisa básica de la Leyenda Negra es que los españoles se han mostrado históricamente como excepcionalmente crueles, intolerantes, tiránicos, oscurantistas, vagos, fanáticos, avariciosos y traicioneros; es decir, que se diferencian de tal modo de los demás pueblos en estas características que los españoles y la historia de España deben ser vistos y comprendidos en términos que no son empleados habitualmente para describir e interpretar a otros pueblos. Que conste que este texto no es de Oriol Junqueras. Lo dice Philip Wayne Powell en Tree of hate (1971). Y cuando el río suena…

Em pots seguir al Twitter @blogsocietat i també al Facebook