Niñatos

señor barbas

Estimado, o no, aneuronado tuitero:

Los niños necesitáis desesperadamente llamar la atención. No soportáis que os ignoren. Se trata, en el fondo, de supervivencia. Si el niño cerdito pierde a su mamá cerda, tuiteará desesperadamente (ups, perdón, ¿he dicho tuiteará?)… Quería decir que gruñirá desesperadamente para que mamá cerda le haga caso. Lo mismo sucede con las crías humanas. Necesitan llamar la atención para que el mundo que les rodea siga siendo consciente de su existencia. Por eso los niños, como tú, se portan mal. Los niñatos como tú sois capaces de romper cosas, cagaros encima o ensuciar la camiseta con olor a fritanga que tanto os gusta para que os castiguen. Y es que preferís un par de hostias con la mano abierta a sentiros ignorados. Os mola el castigo, que se rían de vosotros es una fuente de placer. Y, para ello, nada mejor que las redes sociales. Allí es donde los niños con retrasos madurativos os sentís a vuestras anchas, donde el ejército de Peter Pans con alma de bufones disfrutáis con vuestras travesuras. Os da igual si mostráis vuestra incultura, las afectaciones en el desarrollo cognitivo o vuestros problemas de interacción social. Se trata de rebuznarle al mundo que existís. Porque vuestra vida es tan vacía, tan miserable, tan llena de abandonos y naufragios varios que sois capaces, incluso, de colgar fotos vuestras enseñando vuestra poco agraciada anatomía. No es humor, es masoquismo.

Vosotros, los niños eternos, siempre habéis estado allí. Quizá antes pasabais más desapercibidos porque en la sociedad analógica era más difícil llamar la atención. Ahora, cualquier ser humano disfuncional, puede soltar la gracieta en Twitter mientras otro batallón de seres aún más disfuncionales parece disfrutar con esas muestras de detritos pseudointelectuales. No es que ahora haya más mierda. Lo que sucede es que flota con más facilidad.

¿Qué tal si coges el móvil y te haces un selfie mientras corres a toda velocidad contra un muro? Pruébalo. Puede ser un buen entrenamiento y no hace falta que te apuntes al gimnasio. Ya verás cómo llamas la atención y se parten la caja tus seguidores.

Em pots seguir al Twitter @blogsocietat i també al Facebook