La obsesión de Sigfrid Soria

sigfrid

Estimado, o no, Sigfrid:

Se me agolpan las preguntas en la mente pero sólo te haré una: ¿tu signo del horóscopo es… cáncer? O eso o es que te has obsesionado con la maldita enfermedad.

No sé si tienes muchos amigos pero estaría bien que, además de aconsejarte que hagas deporte, largos paseos y que ingreses en una clínica para tratarte el TOC, escojas otros símiles. A un demagogo se le pueden acabar muchas cosas pero, si se queda sin comparaciones, no es nadie. Por eso, te propongo varias enfermedades chungas.

Si te las quieres dar de erudito, puedes hablar de la enfermedad de Creutzfeldt-Jakob. Los primeros síntomas incluyen demencia y problemas de coordinación muscular. Como quedan pocos minutos para que entre en vigor la Ley Mordaza, no me atrevo a ponerte ejemplos “reales” pero… ¿a qué en tu partido conoces a unos cuantos? (disimulemos, Sigfrid).

Otra enfermedad con la que puedes dar miedo es con el lupus. Te falta, eso sí, unas cuantas toneladas de ingenio para parecerte al Dr. House. En fin, no te quiero cansar pero la lista de enfermedades terroríficas es muy larga: peste negra, viruela, cólera, sida, ébola, tifus, ruedas de prensa de Soraya Sáenz de Santamaría… Pero la peor de todas las enfermedades es la falta de imaginación. Por este motivo, las líneas de tiempo que algunos personajes tienen en su cuenta de Twitter se acercan al puro marxismo. De Groucho, eso sí. Y es que “el secreto del éxito es la honestidad. Si puedes evitarla, está hecho”.

Em pots seguir al Twitter @blogsocietat i també al Facebook