Reivindico la H

valdemoro

Reivindico la H. La H es, en ocasiones, silenciosa, discreta y su presencia resulta tan reservada que algunos la condenan a la invisibilidad. Y no es justo porque la H está en lucHa, en Hablar, en Hacer. Ya sé que se ha colado en oscuros vocablos como Hampa, Hedor o Hurto pero la H jamás debe ser invisible. Porque la lucHa nos hace libres más allá del Hedor de algunas tradiciones, la lucHa por aquello en lo que creemos no nos Hurta ni un sólo argumento, la lucHa nos permite Hablar y Hablar es la antesala del Hacer. Además, hay que lucHar contra el Hampa de lo establecido, especialmente cuando lo establecido es violento, sanguinario y cruel.

Yo creo en la H. Sobre todo cuando es inaudible, cuando está allí acompañando a otras letras que crean palabras y éstas modulan ideas, argumentos. Lo inaudible no significa que no exista. Lo inaudible, igual que lo invisible, no carece de existencia. Por ejemplo, el amor a los animales es invisible pero permite reconciliarnos con el mundo al que pertenecemos. El amor a la cultura también es invisible. Sin embargo, cuando la cultura se torna una barbarie es fácil encontrar letras para gritar BASTA.

Yo defiendo la H. Porque quizá todos somos un poco como la H. La ciudad nos concede el anonimato cuando nos perdemos por sus calles. Somos una H que acompaña a otras H. A veces inaudibles, abrazadas al silencio. Pero reales. No somos Hadas, no somos productos de la imaginación colectiva. Somos H que se unen a otras letras para lucHar. Es en ese momento cuando nos volvemos sonido, voz, grito si hace falta.

Em pots seguir al Twitter @blogsocietat i també al Facebook