Carta a Felipe González #GALimatías

felipe01b_galeria_landscape

Estimado, o no, Felipe:

He visto que has enviado una carta a los catalanes y no he tenido más remedio que responderte. En primer lugar, quiero felicitarte. No debe ser fácil escribir con el movimiento que el mar proporciona a tu yate. Y más, sabiendo que en el exterior luce el sol y tienes a alguien esperando para ponerte crema en la espalda… o donde haga falta. Por eso, te agradezco que te hayas puesto manos a la obra y abandones por un momento tu ajetreada vida de usuario de las puertas giratorias. Bueno, según aseguras en tu carta, has “recuperado la sencilla condición de ciudadano”. ¡Viva la demagogia!

Pero no nos desviemos del GALimatías en el que pareces envuelto y analicemos tu carta. Voy a tratar de resumir el texto explicado en primera persona:

Estoy acojonado porque os queréis independizar y esta vez va muy en serio. Si no fuera en serio, anda que iba a dejar de broncear mi barrigota para coger el puto boli y escribiros esta carta. Por eso, me subo a mi tarima de superioridad moral y os dirijo unas cuantas palabras que, como han sido escritas por el adalid del socialismo del mundo moderno y sois unos limitados mentales, seguro que os convencen de que os quedéis. Si es que yo soy el puto amo y vosotros, unos adoctrinados. ¿Y cómo lo hago? Primero os doro la píldora: “gracias, gracias. Sin vosotros no hubiera gobernado. Os quiero un montón. Y os he representado con orgullo. Gracias, catalanes. Qué majos sois. ¿Quién os quiere a vosotros? ¡Yo! ¿Quién si no? Juntos acabamos con Franco. ¡Somos la hostia!”. Ya sé que suena a la primera fase del amante que ve cómo su pareja hace las maletas pero, si en los reality shows funciona, no veo que yo, pensador supergenial, no pueda utilizar la misma táctica.

Pasemos a la segunda fase de amante despechado: sin mí no eres nada. Dejaréis de ser lo que sois (perdón que haga un inciso: eso es lo que queremos, Felipe. Eres un genio), os fracturaréis, romperéis la Constitución, os cargaréis la convivencia secular (segundo inciso: ¿convivencia secular es prohibir la utilización del catalán? O no es convivencia. O no es secular), desconectaréis de Europa, de Iberoamérica, os engordaréis, os subirá el colesterol, os quedaréis calvos y enterraréis en cal vuestro futuro (tercer inciso: he añadido alguna cosa chunga que tú no has dicho para dramatizar el texto. Bueno… lo de enterrar el futuro en cal ya lo hicieron otros antes).

Pues nada… como quiero convenceros de la maravillosa oportunidad de seguir siendo españoles, he aquí la guinda final: seréis como Albania y os parecéis a la Alemania o a la Italia de los años 30. ¡¡¡Si es que soy el puto máster del universo!!! ¡¡¡El puto amo!!! A que os he convencido, ¿no? ¡Ay, si es que hay que confiar en los filósofos de esta gran España! Ahora, con vuestro permiso, me voy a dar un chapuzón a la salud de Mas. ¡¡¡Chooooof!!!

CARTA DE FELIPE GONZÁLEZ A LOS CATALANES

Em pots seguir al Twitter @blogsocietat i també al Facebook