Carta a Mariano Rajoy #RajoyEnOndaCero

rajoy

Estimado, o no, Mariano:

Te pido que te sitúes mentalmente en el 9 de noviembre, pero no en el de 2014 en Catalunya, sino en el de 1989 en el Berlín oriental. Dos días antes, el SED (Partido Socialista Unificado de Alemania) y tras las protestas de Hungría y Checoslovaquia por la emigración masiva de alemanes, decidió regular los viajes al exterior, en un intento de facilitarlos. Aquel famoso día del 9 de noviembre se promulgó un plan que permitía obtener pases para viajes de visita. El miembro del Politburó del SED Günter Schabowski compareció en rueda de prensa para anunciar este plan. A la pregunta del periodista italiano Riccardo Ehrman “Señor Schabowski, ¿cree usted que fue un error introducir la Ley de Viajes hace unos días?” (Ehrman hacía referencia a la ley que provocó el éxodo masivo a los países vecinos), Schabowski, más estresado que Mr. Bean en acto de servicio, sacó unos papeles y dijo que, para que no se produjeran más follones, los ciudadanos de la RDA podrían ir al oeste sin pasaporte, ni visado. A continuación, leyó un proyecto de ley del consejo de ministros que lo confirmaba. Pero la espectacular cagada vino después cuando el periodista le preguntó:

Wann tritt das in Kraft?” (¿Cuándo entra en vigor?)

Y, él, más excitado que Iceta cuando escucha a Queen, dijo:

Ab sofort” (De inmediato).

Debería haber dicho, “al día siguiente”. ¿Resultado? Miles de berlineses orientales se dirigieron al muro ante la atónita mirada de las tropas de control que no se atrevían a disparar. Lo que sucedió después, es de sobras conocido. Aquella noche del 9 al 10 de noviembre de 1989, el mundo cambió radicalmente, con la pregunta de un periodista.

Ayer te sucedió algo parecido. Un periodista, ejerciendo de periodista, desmontó la mentira. Y es que en esos 50 segundos cayó, cual muro de Berlín, la campaña de PP, PSC y C’s. Así, directamente, en 50 segundos. ¡Bum! Con un ruido breve, sordo, impactante. ¡Bum!

Ya Antonio Baños le había dado un ídem a Xavier García-Albiol en el debate de TV3 con un silogismo tan simple como bien reflexionado: partiendo de la base de que a una comunidad autónoma no se le puede expulsar de la UE, si se le expulsa es que se la reconoce como Estado. Simple. Directo. Lógica aplastante.

En el trasfondo de todo está el hecho de que desmontar una mentira es tan fácil como emplear la lógica, la reflexión. Muchas veces, detrás de los mantras que van repitiendo algunos políticos, sólo hay humo pseudointelectual, una espesa capa de negritud que, en cuanto la soplas un poquito con el arma del intelecto, desaparece para descubrir que no había nada. Al final, sí que (como muy bien argumenta Jordi Graupera) lo que va a quedar es la amenaza del puteo. Lo que se nos está diciendo es que, en la medida de las posibilidades del Estado español, se nos va a putear. Se nos está diciendo que, ni mayoría de escaños, ni de votos. Lo que nos espera es el rencor, la rabia, la ira, la agresividad de un Estado que ha quedado desnudo ante la mentira. En definitiva, lo que nos espera es la psicología del maltratador cuando es abandonado: “ni olvido, ni perdono. Te vas a enterar”. Triste. Muy triste.

Em pots seguir al Twitter @blogsocietat i també al Facebook

Anuncis