La demofobia de la @uefa

barça

Estimados, o no, dirigentes de la @uefa:

En nuestro capítulo semanal de Barrio Sésamo hoy hablaremos de los símbolos. No, tranquilos, ni esto es “El código Da Vinci”, ni yo soy Dan Brown. Vamos a ver cuál es la definición de símbolo en la RAE (lo siento, de momento no podéis aceptar comisiones de sus miembros para organizar ningún campeonato): Elemento u objeto material que, por convención o asociación, se considera representativo de una entidad, de una idea, de una cierta condición, etc. Fácil, ¿no?

Atentos, en consecuencia, a la siguiente imagen de nuestro programa de Barrio Sésamo:

soraya

¿Es un símbolo? ¿Tiene contenido político? De lo primero, estoy seguro. Tras cuatro años de ruedas de prensa, simboliza la prepotencia, el sarcasmo, la mala hostia, los recortes, la amnesia de las promesas electorales y la demofobia. Respecto al contenido político, y en mi muy humilde opinión, Soraya SS tiene el mismo contenido político que un rollo de papel de aluminio. Sí, ya… es la vicepresidenta del gobierno… bla… bla… bla… Lo siento, en España eso no significa nada. ¿Y si esta imagen la ponemos en una bandera?

bandera soraya

Quizá sirva para simbolizar el club de fans de Soraya Sáenz de Santamaría pero seguirá sin tener contenido político (bueno… quizá sería más útil para su club de haters).

¿Esto es un símbolo político?

mcdonalds-logo

Creo que no pero, ¿y si Kim Jong-Un aparece un día vestido con una camiseta de Md Donald’s? Entonces, no sólo será un símbolo político sino una auténtica revolución.

Con esto trato de deciros que el contenido político de los símbolos es muy relativo. En el caso de la estelada, es evidente que tiene un contenido político pero hay que tener en cuenta cómo es y qué simboliza. Respecto al cómo, deberíais saber que, en una de sus versiones, es la suma de la senyera (bandera oficial de la Comunidad Autónoma de Catalunya) y un triángulo azul con una estrella. ¿He dicho estrella? Si no me equivoco, la bandera oficial de la Unión Europea le gana a estrellas. Es decir, la estelada no incluye esvásticas, ni pollos franquistas, ni Kalashnikovs, ni ningún símbolo que remita a la violencia o a la xenofobia. La senyera simboliza el anhelo de muchas personas de que una antigua nación, como es la catalana, pueda estar respaldada políticamente por un nuevo estado DEMOCRÁTICO, refrendado por las URNAS y que este nuevo estado pertenezca a la UNIÓN EUROPEA. En consecuencia, me parece indignante, vergonzoso, patético y lamentable que desde la UEFA se pretenda criminalizar un símbolo pacífico siguiendo el dictado del demofóbico estado español. Entre otras cosas porque, si ahora hay símbolos que remitan claramente a la corrupción, son el logotipo de la FIFA y el de la UEFA, cuyas tramas podrían centrar varias temporadas de Prison Break. ¡Viva la hipocresía!

Em pots seguir al Twitter @blogsocietat i també al Facebook