El general con Síndrome McFly

general2

Estimado, o no, Manuel:

Ya que esta semana se ha hablado tanto de “Regreso al futuro” y de su protagonista, Marty McFly, propongo que la psiquiatría dé por científicamente demostrado el que podríamos llamar Síndrome McFly. Se trataría de un trastorno de conducta cuyo principal síntoma es el de creerse nacido en un siglo pasado. Porque uno puede ser puritano, conservador, retrógrada, chapado a la antigua, reaccionario o, incluso, fachilla, pero proponer un duelo a muerte en plan postureo Errol Flynn en película de espadachines, es para que resucite Sigmund Freud y se haga militante de UpyD (acto de locura, ¿no?).

Sincronicemos los relojes (perdón… el calendario). Estamos en el 2015. Te sorprendería saber en qué punto está la tecnología. La gente se envía emoticonos con caras sonrientes y corazones para evitar decir te quiero. Ahora, en el 2015, ligas por Facebook, te dejas llevar por el sexo en habitaciones de hotel que has reservado con el móvil y cortas por el WhatsApp. Todo es pim, pam. Rápido. Incluso los derechos sociales han avanzado. Algo, no mucho. Que la decepción no oscurezca tu blanca cabellera (¿o es un gato?). Pero, al menos, las mujeres pueden votar, tienen acceso definitivamente a la formación universitaria (de hecho, ya hay más universitarias que universitarios) y los homosexuales se pueden casar. Aunque el matrimonio no es precisamente la institución más revolucionaria del mundo, pueden sellar con este pacto un amor que no debería ser tabú. Y es que, aunque te sorprenda, en este país llamado España (con sus defectos y sus miserias) la gente no se reta a muerte en un duelo. Eso es KK. No se lleva. Pasó de moda hace tiempo. Y aunque Pérez-Reverte se empeñe en resucitar de vez en cuando al Capitán Alatriste, ahora los duelos los hacen unos niñatos llamados swaggers que, en su miserable aburrimiento existencial, tienen como diversión convertirse en youtubers de éxito y retarse en La Maquinista (pregúntale a tus nietos qué es un swagger o un youtuber).

Eso sí, Manuel, pensar que en muchos procesos de selección laboral te hacen severos tests psicotécnicos y evaluaciones psicológicas y que, en cambio, alguien que ha tenido regimientos a sus órdenes pueda hacer este tipo de declaraciones, es algo que me deja intranquilo. Muy intranquilo. ¡Vamos, como Rajoy, en un congreso de logopedas!

Para acabar, te pido que el reto a muerte no sea en el Camp Nou. Bastante tenemos con la obsesión de la UEFA con las estelades. Sólo nos faltaría que viniese un general con síndrome McFly y un incontinente verbal a montar una escena de Sergio Leone con el himno del Barça de música ambiente. Toooot el camp!!! Bang!!! Bang!!! Bang!!!

Em pots seguir al Twitter @blogsocietat i també al Facebook