Gracias, Mariano. Contigo empezó todo

rajoy2

Estimado, o no, Mariano:

Contigo manejo varias teorías. La primera es que pasas por ser un perfecto ejemplo de lo que en catalán llamamos “curt de gambals”. Sé que aprobaste unas oposiciones a la vertiginosa profesión de registrador de la propiedad pero, qué quieres que te diga, has dado muchos ejemplos que podrían verificar esta teoría. En todo caso, después de provocar situaciones tan dantescas como que un periodista desmonte tu discurso en sólo treinta segundos (¿y la europea?), comparar platos y vasos, dar ruedas de prensa a través de un plasma o delegar en la vicepresidenta la presencia en un debate con los otros candidatos a presidir el gobierno y en horario de máxima audiencia, no hay que eliminar esta teoría tan a la ligera. Es muy lícito pensar que, si fueses un perfecto ejemplo de tonto del culo, no habrías gobernado durante cuatro años con mayoría absoluta. Es lícito pensarlo, como también es lícito pensar que tienes unas enormes carencias para articular discursos espontáneos o para tomar decisiones más difíciles que elegir la página por la que empezar a leer el Marca. Sí, Mariano, es lícito pensarlo.

De todas maneras, si recordamos frases tuyas como “los españoles son muy españoles y mucho españoles” o “es el alcalde el que quiere que sean los vecinos el alcalde” hay que empezar a pensar en otras teorías más surrealistas. Por ejemplo, ¿cabe la posibilidad de que seas un franquista, amigo de Franco en su juventud, que has viajado al futuro para perpetuar el régimen? Ya sé que la tecnología en la España franquista sólo permitía aportaciones a la Humanidad como el biscuter pero… no sé… puestos a decir chorradas, déjame mis cinco minutos de gloria. Y es que, tu última contribución al MUSEO DE LA CHORRADA (que anuncié ayer en este blog), debería presidir la entrada: “en los colegios catalanes no se puede hablar español”. ¡Olé! Y te quedas tan ancho. Cualquier día de estos habrá un eclipse de sol y serán tus testículos.

A ver… ¿cómo decírtelo sin insultar la inteligencia colectiva por recordar semejante obviedad? La única lengua que se prohibió en los colegios catalanes fue el catalán. De hecho, la única lengua sobre la que se han creado debates artificiales con fines electorales, la única lengua que se ha perseguido, la única lengua que jamás ha contado con el apoyo de las instituciones españolas para su promoción, ha sido el catalán (¿es necesario recordarte que en el parlamento español sólo se puede hablar en castellano?). Por eso, muchos pueden pensar que esta afirmación únicamente la puede hacer un “curt de gambals”, un viajero del tiempo desubicado espacio-temporalmente o alguien que, en vez de cerebro, tiene una empanada gallega. Cabría la posibilidad también de que la afirmación viniera de alguien que quiere provocar daño, que quiere agitar el odio en contra de Catalunya, que quiere convertir en invisible una cultura con tanta tradición como la catalana para arañar votos. En ese caso, que se engloba bajo la teoría más probable, sólo cabe el desprecio.

De todas maneras, gracias. Porque los que vivimos en Catalunya sabemos que no es cierto y que estas afirmaciones aumentan el número de afines al independentismo. Como también sabemos que personajes como Albert Rivera tienen la desfachatez de realizar afirmaciones parecidas cuando él, precisamente, se ha educado en este sistema y tiene un dominio perfecto tanto del catalán como del castellano. Es como si un niño manchado con chocolate en la cara dijera que no ha sido él quien se ha comido el pastel.

En fin, Mariano, ya queda poco. Sigue así. Espero que sigas presidiendo España para que el camino a la independencia de Catalunya sea cada vez más fácil. Gracias, Mariano, contigo empezó todo (o, al menos, se hizo más potente).

Em pots seguir al Twitter @blogsocietat i també al Facebook

One comment

  1. Retroenllaç: Rajoy també és roí, mesquí i miserable | Fartografia