Lo que nos espera con el puñetazo

rajoy

La violencia se debe erradicar de la sociedad, venga de quien venga y se dirija contra quien se dirija. Sin peros, sin excusas y sin dudas. La violencia no debe tener ningún espacio y no debe estar protegida por nadie, ni por líderes políticos y/o de opinión, ni por intereses mediáticos. Tampoco deben crearse diferentes categorías de violencia que generen diferentes tipos de condena. Por eso rechazo, con cierta vehemencia, determinados minutos de silencios realizados a golpe de silbato y determinados silencios ante años de abusos. Es violencia y punto. Y quien la ejerce, o es un mierda o es que tiene alguna patología. Se atribuye a Woody Allen (aunque es probable que fuese de Lubitsch o de Lenny Bruce) la frase “comedia es igual a tragedia más tiempo”. Por eso, en mi modesta opinión, creo que hoy no es el día de reírse del incidente. Distanciémonos en el tiempo y esperemos a que sea el agredido quien demuestre su sentido del humor relativizándolo.

Dicho esto, que es opinable, ahora anticipo lo peor: medios que demonizarán a un menor de edad sin ningún tipo de rubor, se convertirá la anécdota en categoría, lloverá demagogia a raudales procedente de todos esos puñeteros sociólogos que viven dentro de los tertulianos mercenarios y que les llevará a pronunciar las tonterías habituales (la culpa es del otro, de la tele, de los videojuegos, de los profesores, de la juventud… o de todo a la vez), veremos a políticos low cost que intentarán arañar votos gracias a la agresión, los de siempre inocularán teletontería en la mente del ciudadano aburrido, asqueado, confundido… En definitiva, nos esperan unas horas de memeces varias y ya cansa. No sé tú pero empieza a agotarme este circo. La maravillosa profesión de payaso no puede ser mancillada por quienes no tienen ni puta gracia.

mar

Em pots seguir al Twitter @blogsocietat i també al Facebook