Escribir “Puta Cataluña” está de moda

sergi

Estimado, o no, Sergi:

Coger el móvil y escribir en el Twitter “Puta Cataluña” se ha convertido en una moda. Igual que bailar Zumba, correr por la ciudad vestido de cono de tráfico mientras escuchas a Pharrell Williams o tener relaciones sexuales disfrazado de oso Panda. Eh, no te rías, que lo vi en Discovery Channel. Bueno quizá era en National Geographic y no se trataba de disfraces. Por cierto, tengo un disfraz de oso Panda que he puesto a la venta en eBay… si estás interesado… No veas la cara que puso mi pareja cuando le dije que estaba de moda… O, mejor aún, la cara que me puso a mí. ¿Recuerdas cómo son los ojos de los osos Panda? Pues eso.

Pero no nos desviemos del tema. Escribir “putos catalanes”, “putos catalufos” o “putos polacos” está de moda. No hay muchas más variantes. Tú escribes “putos o puta” seguido por algo que haga referencia a Catalunya y es probable que tengas tu timeline de notificaciones lleno de corazoncitos rojos (otro día hablaremos del coma diabético que tuvo el señor Twitter imaginando la red social llena de corazoncitos).

Estimado, o no, Sergi: insultar no es elegante y menos cuando el destinatario es toda una comunidad de siete millones y medio de personas. Tampoco es bueno vivir con odio. Ya que han inventado el yoghourt que actúa contra el colesterol, podrían también inventar el que actúa contra el odio (es una idea, señor Danone). Ya sé que has dicho que no lo escribiste tú…. que mientras estabas bebiendo Coca Cola con unos amigos alguien te cogió el móvil. Sí, ahora tiene la culpa la Coca Cola. Podrías, por lo menos, haber dicho que estabas jugando a videojuegos ultraviolentos, viendo porno underground de enanitos de jardín o escuchando un disco de Kiko Rivera. Te habrían llevado a un psicólogo y problema resuelto. No, la culpa no es de la Coca Cola, de los videojuegos ultraviolentos, del porno underground de enanitos de jardín o de Kiko Rivera (bueno… dame tiempo para que reflexione sobre esto último). La culpa de que haya tanto odio en las redes sociales y en la realidad es de… Pues no lo sé. Si lo supiera, encontrarías conferencias mías en TED y lo único mío que hay en internet es este absurdo blog.

No sé, Sergi, alguien debería aconsejaros que, en vez de escribir comentarios xenófobos con faltas de ortografía, tú o tus amigos, colgarais fotos de gatitos o frases de Paulo Coelho. O, mejor aún, gatos que recitan frases de Paulo Coelho con la voz de Florentino Pérez, el único ser humano capaz de poner voz de Wikipedia cada vez que despide a un entrenador.

Em pots seguir al Twitter @blogsocietat i també al Facebook