Carta a Mister Sensible #Ujaldón

ujaldón

Estimado, o no, Mister Sensible:

Según diferentes estudios, el número de desaparecidos en fosas comunes en España es de más de 143.000 personas. Te lo repito porque a los mister sensibles quizá haya que repetirles las cosas dos veces: más de 143.000 personas. Son abuelos, padres, tíos o hermanos de muchas personas que aún siguen vivas. Son sus recuerdos. Son su conexión con el pasado. Son sus antepasados. Y sus nietos, hijos, sobrinos o hermanos siguen vivos. Siguen perfectamente vivos en una España con cierta tendencia a esconder las miserias bajo la alfombra o bajo tomos de una Constitución polvorienta que empieza a tener menos valor que el manual de instrucciones de un televisor en blanco y negro. 143.000 personas. Son muchas, ¿no? 143.000 personas que aún se siguen viendo como perdedoras cuando murieron defendiendo una democracia y un gobierno legítimo. Personas que sufrieron el azote de una guerra que no iniciaron o, en muchos casos, que padecieron la ira vengadora de aquellos que se veían elegidos por una especie de misión divina. Caudillo por la gracia de Dios. Pues no le veo la gracia, desde luego.

Estimado, o no, Mister Sensible: vives en un país que padece muchas enfermedades sociales. Muchas. Que quizá no sea peor que otros, también es cierto. Pero que se ha dejado llevar por la amnesia colectiva como solución a sus traumas freudianos. Las heridas siguen abiertas. Aún hay sectores importantes de la sociedad que, no sólo no han condenado el franquismo, sino que lo glorifican en una más que manifiesta incapacidad para entender el presente. El franquismo sigue vivo. Se ha colado como el agua putrefacta de una cloaca en esta democracia incipiente, que no sabe aún que lo más importante en una democracia es la paz social… y la justicia. Justicia con el pasado y con el presente. ¿En qué momento se intentará prestigiar el valor de aquellos que murieron por defender ideas democráticas? ¿Cuándo desde el Partido Popular se realizará la suficiente autocrítica para reconocer que, no es que lleguéis tarde, es que os habéis vuelto invisibles cuando es más necesario que nunca abrir fosas y cerrar heridas?

Ya se han cumplido varias décadas desde la ratificación del Convenio Europeo de Derechos Humanos en 1979 por España. Si le echas un vistazo a los artículos 2 y 13 verás que se establece la obligación de emprender una “investigación oficial efectiva e independiente” en todos los casos de desaparición de los que se tenga noticia. Por cierto, te ofrezco un dato del que jamás hablará Rajoy: sólo en Andalucía los desaparecidos superan a los que sufrieron similares situaciones en Chile, Argentina, Perú y Guatemala. Eso también es España, Mister Sensible. Las formas de represión del franquismo fueron lo que se califica como crímenes contra la Humanidad. Y ya va siendo hora de que así se explicite desde la derecha. Eso sí, si estás en contra de que se abran las fosas, al menos podrías tener el detalle de cerrar la boca. Gracias. De nada.

Em pots seguir al Twitter @blogsocietat i també al Facebook