La famosa teoría de la lengua local

cata

Estimada, o no, Leonor:

Me gusta que los lectores del blog dejen sus comentarios en la página de Facebook. Sin embargo, tu afirmación me ha dejado más desorientado que un conductor con un GPS tartamudo. Según tú, el “catalán no es idioma, es una lengua local”. Lo siento, quizá estoy espeso pero no capto la ironía. Debe ser culpa mía. Espero que tú captes la mía si te pido que ahora imagines la sintonía de Barrio Sésamo y que yo soy la rana Gustavo.

¡¡¡Bienvenidos, niños!!! Hoy vamos a estudiar las diferencias entre lenguaje, lengua o idioma, dialecto, habla local y habla individual.

Lenguaje: facultad humana para comunicarse a través de diferentes sistemas (el más importante es la lengua). Yo añadiría también los gruñidos. No sé si te suena Federico Jiménez Losantos.

Lengua o idioma: sistema determinado de signos y reglas (código) usados por una comunidad más o menos amplia. Hay unas seis o siete mil en el mundo. Entre ellas… tachán, tachán… el CATALÁN. ¡¡¡Bien!!! ¡¡¡Bravo!!! El català permet dir coses molt i molt maques: t’estimo… t’estimo molt… m’has de prometre que no vindrà la teva mare de vacances…

Dialecto: variedades de las lenguas, usadas por un grupo de hablantes, cuyas diferencias no impiden la comunicación dentro de la lengua o, tal como dice el diccionario de la RAE: variedad de un idioma que no alcanza la categoría social de lengua. Por ejemplo, el balear respecto al catalán o el kikoriverense dentro del castellano.

Habla local: variedades de la lengua restringida a una localidad (por ejemplo, palabras como “shangría”, “servesa” o “mojitou” en una localidad con playa abarrotada de turistas con exceso de sol y sed… mucha sed).

Habla individual: empleo concreto que de una lengua hacemos cada uno de los hablantes (y no me refiero al sexo. Si acaso eso lo dejo para otro artículo).

En resumen, el catalán no es una lengua local en el sentido que los que apoyáis esa extraña teoría lingüística parecéis insinuar; es decir, pequeñita, diminuta, insignificante y prescindible frente al castellano. Es un idioma con gramática propia y una amplia literatura. Se utiliza por unos diez millones de personas… y hasta por Shin Chan. Y si la emplea Shin Chan debe ser por algo. Culet, culet!!!

Àlex

Em pots seguir al Twitter @blogsocietat i també al Facebook