¡¡¡YA BASTA!!!

mundano2 copy

mundano

mundano3

Estimado, o no, Mundano:

Te escribo con ilusión ya que te has autoelegido como poseedor de la sabiduría universal que puede resolver todas mis dudas existenciales. Vamos que, desde Pitia en el Oráculo de Delfos, se echaba de menos a alguien que entrara en estado de catarsis para adivinar el futuro. Y es que, ya que los catalanes, en tanto catalanes, no tenemos derecho a decidir, estaría bien que tú lo hicieras por nosotros.

Primera consulta: quiero cambiarme de coche. ¿Cuál crees que debo elegir? ¿Por cuál me decido? Bueno… desconozco si como catalán tengo derecho a un coche.

Segunda consulta: no sé dónde ir de vacaciones. ¿Decides tú por mí en calidad de conquistador colonial o en el tratado está establecido desde la metrópolis que a eso sí que tengo derecho?

Tercera y última consulta: quiero votar. Quiero tener voz. Quiero opinar. Quiero que se me cuente. Uno… dos… tres…. cuatro… Quiero saber cuántos, de los que vivimos en Catalunya, estamos a favor de un futuro estado catalán independiente y cuántos no. Y, una vez contados, quiero que decida la mayoría. Se le llama democracia. Y no, no quiero que el 84% de la población española decida sobre el 16%. No es justo. No es democrático. Porque, o nos ponemos todos a tener hijos para representar más del 50% de la población española, o jamás podremos expresar nuestra opinión. Y quiero todo esto porque me han contado que España es un estado democrático. Aunque, si no es cierto, quiero que me lo digan.

Quiero que el 100% de la población que forma parte del censo electoral electoral catalán decida sobre el futuro de Catalunya. Porque, te guste, o no, Catalunya es una nación con una larga, larguísima vocación de autogobierno. Y no, no estoy adoctrinado, ni por Pujol, ni por nadie. Pero sí tengo dignidad. Por eso empiezo a estar más que harto de estereotipos, de conclusiones carajilleras de aprendices de sociólogos y de discursos xenófobos procedentes de aquellos que se autoproclaman como ciudadanos de izquierdas. Tú no eres de izquierdas, amigo. Ni lo sueñes. Ser de izquierdas es creer en la igualdad. Y uno de los baluartes de la igualdad es el derecho a decidir. Por supuesto. Nada más faltaría. Que decidan por ti es el principio del desastre, es la antítesis de la libertad. Bastante injusto es ya el sistema capitalista como para que vengan progres de postal con un caos mental que ríete de Rajoy en un concurso de oratoria.

Los catalanes no somos diferentes. No somos mejores. No somos superiores. Somos ciudadanos que queremos votar en un referéndum claro, binario, sí o no. ¿Tanto cuesta de entender? Y no, no somos paletos. Somos ingenieros, abogados, arquitectos, artistas, economistas, profesores, mecánicos, comerciales, administrativos… hombres, mujeres… ancianos, jóvenes, niños… ¡¡¡SOMOS PERSONAS!!! ¡¡¡CON IDEAS PROPIAS!!! ¡¡¡BASTA DE DEMAGOGIA!!! ¡¡¡BASTA DE PREJUICIOS!!! ¡¡¡BASTA DE ESTEREOTIPOS!!! ¡¡¡BASTA DE PREPOTENCIA!!! ¡¡¡ATERRIZA EN EL MUNDO REAL!!! ¡¡¡PREGUNTÁTE DE UNA VEZ POR TODAS POR QUÉ HAY UNA MAYORÍA INDEPENDENTISTA EN EL PARLAMENTO CATALÁN!!! ¿¿¿NI SIQUIERA TE HA PROVOCADO UN SEGUNDO DE REFLEXIÓN ESTE HECHO EVIDENTE??? En algo nos podemos sentir maltratados para querer dar un giro en nuestras vidas tan radical. Ah, claro… estamos adoctrinados. Todos. Ingenieros, abogados, arquitectos, artistas, economistas, profesores, mecánicos, comerciales, administrativos… hombres, mujeres… ancianos, jóvenes, niños… Todos adoctrinados por TV3, Pujol y Mas. ¡¡¡BIEN!!! ¡¡¡BRAVO!!! La sociología tuitera se estudiará en las facultades del siglo XXII.

Àlex

Em pots seguir al Twitter @blogsocietat i també al Facebook