Aceptadlo: el Paseo de la Castellana no es un paseo marítimo

Cd3a4stW4AE8Gwn

Estimado, o no, Ministerio de “Momento”:

No sé si sois aficionados a YouTube. Os lo recomiendo. Encontraréis todo tipo de vídeos que dan soluciones a los clásicos problemas de la vida moderna: cómo hacer un pastel, cómo limpiar las cortinas, cómo ejecutar las obras presupuestadas sin recurrir a amiguetes que cobren comisiones, cómo no poner estaciones de AVE en lugares en los que hay menos habitantes que en la casa de Gran Hermano, cómo invertir en Catalunya para quitarnos de razones a los independentistas o cómo escribir tuits sin atentar contra los más elementales conocimientos de geografía. Sobre todo, os haría falta esto último.

El tutorial podría empezar así: ¡bienvenidos a nuestro tutorial de hoy! ¡Como sabéis, estimados followers, a España la baña el maravilloso mar Mediterráneo! Pero el mar no llega a todas las provincias peninsulares. ¡¡¡Ooooooohhhh!!! ¡¡¡Qué decepción!!! Efectivamente, sólo unas cuantas de las provincias de la península ibérica podrían considerarse auténticamente mediterráneas. Después, quién se quiera apuntar al carro de pertenecer a un país mediterráneo, que lo haga. Sin embargo deberá saber que, para poder mojar su precioso culo en las aguas del Mediterráneo, deberá hacer unos cuantos kilómetros. Y no basta con tener una toalla del Real Madrid que te haya regalado el Marca. Será necesario desplazarse a otras provincias. ¿Que quieres saber cuáles son esas provincias peninsulares beneficiadas con las olas del Mediterráneo? Apunta, estimado follower: Girona, Barcelona, Tarragona, Castellón, Valencia, Alicante, Murcia, Almería, Granada, Málaga y Cádiz. Fácil, ¿no?

Por lo tanto, responsables del Ministerio de “Momento”, un tren que vaya de Madrid a Castellón, no tiene nada que ver con el hashtag #CorredorMediterráneo. Es como pretender que el Paseo de la Castellana sea un paseo marítimo o que en el Bernabéu se celebre el mundial de vela. Aceptadlo: Madrid es muy bonita, preciosa, pero no se halla bañada por ningún mar. Y podréis ir de Madrid al cielo, si eso os hace felices, podréis tomaros cien litros de relaxing cups of café con leche en la Plaza Mayor, pero ni con los presupuestos del ministerio para los próximos mil años lograréis que los madridistas puedan oler el mar desde la Cibeles cuando, a falta de títulos, celebren los viajes de Cristiano Ronaldo a Marruecos.

Por eso, estimados o no, responsables del Ministerio de Fomento, el corredor mediterráneo es una más que necesaria infraestructura que discurre paralela a la costa mediterránea y que irá desde Girona hasta Huelva para dinamizar un eje tan importante. Y ya sabemos que os toca mucho los “fomentos” que Catalunya se beneficie de esta infraestructura y que la Unión Europea os está dando caña para que aceptéis la realidad pero, al menos, no os riáis de nosotros con esos hashtags. Gracias. De nada.

Àlex

Em pots seguir al Twitter @blogsocietat i també al Facebook