Tócate, es saludable

van

Estimada, o no, Vanguardia:

Estar en vanguardia permite aumentar las posibilidades de adivinar el futuro. Por este motivo, te felicito. Teniendo en cuenta la situación que vive España, la invitación a que nos toquemos es una de las mejores propuestas que ha hecho un medio de comunicación. Puede ser, además, un maravilloso eslogan electoral para cualquiera de los partidos políticos que, tras su incapacidad para llegar a acuerdos, nos invitan de nuevo a ir a las urnas. Tócate, es saludable.

Ya me imagino los mítings. La gente enfervorizada, gritando al ver aparecer al mesías de turno, banderitas azules, rojas, violetas, naranjas… Todos felices de estar tan cerca de sus líderes… Por los altavoces sonará el famoso bolero. Eso sí, con la letra tuneada: “tócate, tócate mucho. Como si fuera esta noche la última vez”. Y todos tocándose, a la vez, gozando de la maravillosa experiencia de ser españoles.

Qué bonitos pueden ser los mítings en los que intervenga Pedro Sánchez cuando reconozca que la Junta de Andalucía tiene a 1800 empleados sin atribuciones, mano sobre mano. Quizá grite: ¡tocaros! ¡tocaros los huevos con dinero público! ¡Es saludable! La gente gritará. ¡¡¡Bien!!! ¡¡¡Así se habla!!! ¡¡¡Guapo!!!

Podemos también incitará a los catalanes a que nos toquemos: ¡tocaros! ¡Porque mientras os toquéis, no pensaréis en referéndums imposibles! ¡¡¡Podemos, tocarnos!!! ¡Y de un modo asambleario! ¡Tú se la tocas a él, tú le tocas a ella y Pablo nos la mete doblada!

Ciudadanos también se tocará. De un modo patriótico. Mirando al cielo para ver ondear sus sueños de sobrepasar el techo electoral. Es tocarà. Se tocará. En dues llengües. En dos lenguas. ¡Tocaros, españoles! ¡Tocaros mucho! ¡Ibexréis lo bien que os lo pasáis!

¿Y el PP? ¿Se tocará? El PP tocará lo que haga falta. Por supuesto. Tocará los huevos de los catalanes por la unidad de la patria. Tocará al Tribunal Constitucional. Tocará los bolsillos de los comunidades autónomas porque la descentralización le desorienta. Tocará la cultura porque no la entiende. Lo único que no parece tener ganas de tocar es la corrupción.

En resumen, gracias Vanguardia por la invitación a tocarnos. Es saludable. Por supuesto. Woody Allen lo llama: “hacer el amor con la persona que más quieres”.

Àlex

Em pots seguir al Twitter @blogsocietat i també al Facebook