El “ipno”

ipno

Estimados, o no, ácratas de la ortografía:

¿Por qué? ¿Qué daño os ha hecho la bella lengua castellana que la queréis tan mal? ¿En qué momento tomasteis la dolorosa decisión de masacrarla a golpe de ignorancia? ¿Se trata de un problema achacable al sistema educativo español y de la inmersión lingüística en el castellano? ¿La culpa es de todas las televisiones que no son TV3? ¿Se ha cortado el pelo Puigdemont? Sí, ya lo sé: la pregunta más interesante es la última.

Os escribo para resolver las dudas surgidas sobre la palabra himno (no confundir con himen, aunque ambos son muy sensibles). HIMNO, del lat. hymnus, y este del gr. ὕμνος hýmnos. La palabra ipno no existe en la preciosa lengua castellana. Además, si consultáis el diccionario de la RAE os dirá que la entrada que podría estar relacionada es -ano. ¿Captáis la ironía? Yo tampoco pero me ha parecido un hecho a tener en cuenta.

ipno2

Como sabéis, estimados, o no, ácratas de la ortografía, el himno español no tiene letra. Eso significa que no explica ninguna historia interesante (un poco como Belén Esteban o Kiko Rivera). Si analizáis la letra de La Marsellesa, veréis que detrás hay una preciosa narración:

¡En marcha, hijos de la Patria,

ha llegado el día de gloria!

Contra nosotros, la tiranía alza

su sangriento estandarte.

¿Oís en los campos el bramido

de aquellos feroces soldados?

¡Vienen hasta vuestros mismos brazos

a degollar a vuestros hijos y esposas!

Bueno, el final de la estrofa es un poco “Pesadilla en la Bastilla Street” pero, como himno, resulta narrativamente interesante. Tarantino ya piensa en rodar una versión de la última frase con Uma Thurman de esposa (o de degolladora, aún no lo tiene claro)..

El británico “God save the queen” también explica un relato:

Dios salve a nuestra gloriosa Reina.

Larga vida a nuestra noble Reina.

Dios salve a la Reina;

que la haga victoriosa,

feliz y gloriosa.

Que tenga un largo reinado sobre nosotros:

Dios salve a la Reina.

Efectivamente, Isabel II tiene 90 años y ya lleva 64 años reinando. Eso en trienios debe ser un pastón. Semejante acierto en la predicción me lleva a pensar que si la letra la hubiese escrito Tomás Roncero, la reina se habría muerto hace tiempo. Eso sí, después de que hubiesen expulsado a su marido injustamente.

Pero, ¿por qué el himno español no tiene letra, teniendo en cuenta además que España es un país con grandes escritores? Miedo. Si tantas personas creen que himno se escribe “ipno” y prórroga es “próloga”, ¿quién es el guapo que es capaz de escribir la letra de un himno que no contenga la más mínima posibilidad de equívoco? José María Pemán lo intentó en 1928:

Viva España.

Alzad los brazos,

hijos del pueblo español,

que vuelve a resurgir.

Traducido a la imaginería tuitera sería:

Biba Hespaña

Alzad los vrazos.

Higos del puevlo hespañol.

Que buelbe a resurjir.

Por lo tanto, lo mejor es un: lo, lo, lo, lo, lo, lo, lo. Fácil de recordar y con una transcripción fonética sencilla. Otra opción sería recuperar la maravillosa versión de Leonardo Dantés:

Àlex

Em pots seguir al Twitter @blogsocietat i també al Facebook