Dame PP, mamasita

pp

Estimada, o no, votante del PP:

No sabes lo mucho que me alegran tus declaraciones. De hecho, me empezaba a sentir muy solo y oír opiniones como las tuyas me reconcilia con la condición humana. Votar por miedo a alternativas peores es algo parecido a lo que me sucede si me apetece meterme entre pecho y espalda una macrohamburguesa en un fast food. Cuando entro en uno de esos restaurantes y el olor a fritanga me bombardea la pituitaria pienso: huele a colesterol, a grasa, se me pegan los pies en el suelo tras años de haber recibido el regalo de patatas fritas que se han caído de bandejas de adolescentes hiperhormonados, pero sería peor estar en un Congreso de personas con problemas de mal olor en los pies. Entonces soy feliz. Y es cuando me acerco alegremente al mostrador donde me saluda un joven que ayer se fue de fiesta y hoy le ha tocado currar con una McResaca del copón. Miro las maravillosas fotos de hamburguesas y elijo la XXXL porque un día es un día. Mmmm… empiezo a salivar cual perro de Paulov en una charcutería hasta que mi pedido está preparado. Me siento en una mesa pegajosa, abro la cajita de papel y ahí está… Mmmm… Un millón de calorías… Mmmm… colesterol por un tubo… Mmmm… grasas saturadas y no saturadas… Mmmm… Mayonesa…. Ketchup… Ternera rebosante de aceite que gotea… Miro la lechuga y pienso: hoy comeré sano, sería peor beberse un chupito de cianuro, ¿no? Y entonces abro la boca y ñaaaaaaammmm… el placer culpable es enorme pero me digo a mí mismo que mañana haré deporte para compensar… o pasado mañana… Mmmm…

Por eso te comprendo perfectamente. Votar al PP por miedo a un gobierno que lo haga mal de verdad es la mejor alternativa para no sentirse excesivamente culpable. Y eso es bueno. Ya se sabe que también podría existir la alternativa de votar a un partido que garantizara un gobierno que lo hiciera mejor pero… this is Spain, my friend… y es que la lechuga… no sabe a nada… y quien dice la lechuga, dice las frutas y las verduras… Y alimentarse de hamburguesas durante cuatro años… Mmmm… es lo mejor… Dame calorías… Dame, mamasita, colesterol del bueno… Mmmm… Dame reforma laboral… Mmmm… Dame ley mordasa sabrosona…

Àlex

Em pots seguir al Twitter @blogsocietat i també al Facebook

Anuncis