Francisco. Episodio 1. Temporada 1

fran2

Estimado, o no, Francisco:

Discúlpame si discrepo un poco con tu afirmación. No pretendo romperte los esquemas acerca del origen de España pero es que hace 800.000 años en lo que ahora es tu país vivía el Homo antecessor. Se trata de la especie homínida más antigua de Europa. Vamos, que en aquella época ni siquiera la Falange se presentaba a las elecciones generales. Los preespañoles eran unos individuos altos, fuertes, tenían rasgos arcaicos y un cerebro más pequeño que el del ser humano actual. Ya sé que si echas un rápido vistazo a tu alrededor, es posible que encuentres a sujetos que se ajusten a la descripción. Sin embargo, no te dejes engañar. La culpa es del colesterol y de que ven demasiados programas de telebasura.

Si quieres más información sobre el tema puedes dirigirte a las diferentes páginas web que hablan sobre el hombre de Atapuerca. Ese “español” era caníbal. Le gustaba mucho el McColegaDeCueva.

atapuerca

No te emociones pero adjunto una ilustración de lo que podría ser un Hombre de la Sima de los Huesos en Atapuerca hace unos 430.000 años. ¿Lo ves cantando el “Viva España”? Que si es en karaoke, ¿sí? ¡Optimista! Sí, ya… yo también lo he pensado… le pones unos pantalones de cuadros, una camisa abrochada hasta el cuello, unos auriculares de 200 euros y tienes al hipster más molón de las Españas. Bueno… el peinado es mejorable.

Ahora en serio, Francisco. No voy a discutir cuándo nació España. Dejémoslo a los historiadores. Pero creo que hablar de una España de 800.000 años de antiguedad resulta más absurdo que ver una conferencia TED de Bob Esponja. Hace 800.000 años los “españoles” no votaban a partidos repletos de imputados, no delegaban responsabilidades en mediocres populistas, ni pensaban que su país era poco menos que el paraíso en la Tierra. El territorio era muy diferente. No existían constructores avariciosos, ni alcaldes sobornables que hiciesen de la costa una cárcel de hormigón. Nadie se hacía regalos a cambio de comisiones.

Hace 800.000 de años los homínidos no anestesiaban su ocio con reality shows o con cotilleos de famosos, famosillos y famosetes. Nadie hundía su mirada en el móvil buscando lo que la realidad no parece ofrecer, no se cazaban bichos virtuales, ni se declaraba amor u odio a través de las redes sociales.

Picasso aún no había fragmentado con su pincel un país roto por la guerra. Machado no hacía camino al andar. Lorca no traía poesía a un mundo injusto y cruel. Dalí no soñaba con los ojos abiertos. El maestro Rodrigo no había convertido en guitarra los preciosos jardines de Aranjuez.

Hace 800.000 años los habitantes de Atapuerca no recelaban unos de otros, no se imponían Constituciones como si éstas fuesen el mandato de alguna deidad omnipotente, no se jodía al prójimo como si hacerlo fuese el deporte nacional.

Sólo hay algo que sí nos une con el hombre de la ilustración: la incesante búsqueda de un lugar en el mundo. Estoy seguro de que también él, con su tripa cervecera, su barba moderna y su peinado cool, miraba de vez en cuando al horizonte, preguntándose qué hacer en ese territorio tan hermoso, como inhóspito cuando la ignorancia es todo lo que te rodea.

Àlex

Em pots seguir a

logotw  Twitter @blogsocietat 

Unknown Facebook