Francisco. Episodio piloto. Temporada 1

fan1

Estimado, o no, Francisco:

No sabía si hacerte llegar este mensaje a través de un correo electrónico, de un whatsapp, de un paquete por mensajería, de un DM de Twitter, de un comentario en tu Facebook, de una paloma mensajera, de señales de humo, de un vídeo, de una webcam, de un snapchat, de un Pokemon despistado, de un anuncio en Cuore, de un póster en las paradas de autobús, de tu suegra, de tu vecino, de una cuña en la radio o de lenguaje de signos. Al final me he decidido por una carta en mi blog. Y es que me he quedado asombrado, admirado, pasmado, extrañado, fascinado, maravillado, impresionado, desconcertado, conmovido, sobrecogido y estupefacto ante tu descripción, reseña, explicación, exposición, especificación, detalle e inventario de Podemos. Quizá me equivoque, pero creo que Pablo Iglesias no te resulta atractivo, atrayente, encantador, gracioso, hechicero, seductor, cordial, angelical, fascinante, sugestivo, amable, agradable, cariñoso, abierto, extrovertido, campechano, expansivo, sociable, tratable, llano, asequible y jovial pero el listado que has hecho, más que parecer un partido político, tengo la impresión de que es la sinopsis de un capítulo de CSI, de Sons of Anarchy, de Bones, de Los Soprano, de Penny Dreadful, de Bates Motel, de Grimm, de The tunnel, de The blacklist, de Boardwalk empire, de Ley y orden, de Breaking bad, de Lucifer, de Mentes criminales, de Sherlock, de The wire, de True detective, de Gotham, de Narcos, de Fargo y de la trama Gürtel… sobre todo, de la trama Gürtel.

Moltes gràcies a Georgia Mainou per aquest material.

Àlex

Em pots seguir a

logotw  Twitter @blogsocietat 

Unknown Facebook