Dame, dame… tus voltios sabrosones

javier

tve2

Estimado, o no, Javier:

¿Pero cómo ha podido suceder? No me lo explico. ¿Se han colado unos segundos de catalán en Televisión Española? ¿Y ahora qué? ¿Qué será lo siguiente? ¿Cantaremos sevillanas en catalán? A ballar, a ballar, a ballar alegres sevillanes. Tothom a ballar, a ballar, a ballar, vine amb mi a ballar.

Que canti la Giralda , que balli Huelva. ¿Hablará Mariano Rajoy la lengua de Martí i Pol? És el veí el que tria l’alcalde i és l’alcalde el que vol que siguin els veïns l’alcalde. ¿Un tercio de los deportistas que compiten por España en los JJOO serán catalanes? Ups… eso ya es así, ¿no? Bueno… da igual… lo cierto, Javier, es que escuchar unos segundos en catalán en la televisión que también pagan los catalanes es inadmisible. Tú le pones treinta segundos de catalán a una persona acostumbrada a decodificar los mensajes de Los Morancos y corres el riesgo de que ya no se recupere de semejante shock lingüístico. En situaciones análogas han habido personas que, incluso, se han dado cuenta de que el castellano no es la única lengua que se habla en la península. Bueno… ahora que no nos oye nadie… creo que hay personas que ni siquiera saben que vivimos en una península… Y eso no es nada… hay otras que creen que “península” es la pastilla que se han de tomar para el estreñimiento. Si es que éste es un país de estreñidos.

¿Qué hacemos, Javier, para que escuchar unos segundos de catalán en Televisión Española no sea denigrante? ¿Viajamos un poco? ¿Leemos? ¿Volvemos al colegio para que nos expliquen cuatro cosillas sobre la diversidad lingüística? Muy cansado, ¿no? Yo creo que lo mejor sería que se implantase en los cerebros de algunas personas un microchip especial. Te lo explico. Propongo que este microchip genere una frecuencia de 15 a 18 Khz (lo que sería un puto pitido de la hostia), equivalente a 120 dB, cada vez que en el entorno de los implantados se hable en catalán. Sería algo así como: a ballar, a ballar, a ballar… ¡¡¡¡¡PIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIII!!!!! ¡¡¡¡¡PIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIII!!!!! ¡¡¡¡¡PIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIII!!!!! No te puedes ni imaginar lo contentas que estarían estas personas y el riesgo que se evitaría de que enfermasen a causa de la salvaje exposición a unos segundos de catalán.

La segunda fase en el desarrollo del microchip se alcanzaría cuando se contase el dinero que aportamos los catalanes al ente público RTVE cada vez que paga más de 10.000 euros por programa a personajes como Bertín Osborne y no se disculpa por semejante bazofia. En ese caso propongo una descarga de 220V, en la parte del cuerpo a elegir, cuando se escriban tuits como el tuyo. Ya verás qué plaseeeeer. Dame, dame, tus voltios sabrosones…

Em pots seguir a

logotw  Twitter @blogsocietat 

Unknown Facebook