Bocata, autocar y “pa Barna”

espanaenaccion

Estimada, o no, España en acción:

Perfecto. Me parece perfecto que vengáis a Barcelona para demostrarnos vuestro afecto, vuestro amor incondicional. Lo hacéis por este motivo, ¿no? Si es para vigilar el territorio que tenemos en alquiler desde 1714, no os preocupéis. Está bien cuidado. Hemos hecho alguna rotonda, hay algún Caprabo aquí y allá, algún Zara y Mango… Pero, en general, lo tratamos con cariño y le damos todos los mimos posibles, especialmente a los peajes, a la delegación del Gobierno y a la Agencia Tributaria. Son casi… ¡como de la familia!

Solamente veo un problema en vuestro viaje. Tenéis una agenda un poco apretada para que lleguemos a conocernos del todo. Ya sé que estáis enamorados de Catalunya en la distancia y que echáis de menos el placer de oír catalán, de comer mongetes amb butifarra o de ver el Mediterráneo en toda su plenitud, pero parece poco tiempo para que disfrutéis de nuestra compañía y nosotros de la vuestra. El roce hace el cariño, dicen. I com més cosins, més endins, decimos por aquí. Por eso, lo de llegar a las 8:30 y a las 17:30 coger el autocar para volver a Madrid se me antoja muy justo de tiempo.

No sé qué pensáis hacer en esas horas previas o posteriores a la mani pero dejadme que os haga alguna propuesta. Para empezar el día, podríais coger algún tren de cercanías de RENFE. No os impacientéis si llega tarde, la catenaria tiene una avería, los maquinistas hacen huelga o hay un incendio en el subestación de nosedónde. Es normal por aquí. Como comer calçots, traer un detallito cuando te invitan a comer o buscar una tele para ver el Barça. No seréis verdaderos catalanes hasta que no hayáis disfrutado de la red de cercanías.

Después podéis hacer una visita cultural. Os ofrezco dos posibilidades. La primera es visitar el Centre Cultural del Born. Allí veréis cómo se vivía en a principios del siglo XVIII y os explicarán qué sucedió en 1714. Os sorprenderá la simpatía de Felipe V y sus ganas de hacer amigos. Muy majo, el chaval. Si os sentís un poco incómodos en el Born, otra posibilidad cercana es visitar el Museu d’Història de Catalunya. Y es que, cuando sientes un flechazo por alguien, es imposible no sentir curiosidad por su pasado. Quieres que te explique dónde nació, donde estudió, si tiene hermanos, cómo son sus padres… Forma parte del proceso clásico de cualquier enamoramiento. Por este motivo, quizá estaría bien que ampliarais vuestros conocimientos sobre Catalunya. Seguramente vuestro amor se verá potenciado conociendo de primera mano aquellas ocasiones en las que Catalunya tuvo una profunda vocación de autogobierno. Es el pasado. Ya no se puede cambiar. Se puede interpretar a gusto del consumidor. Pero hay situaciones que uno no debería negar dejándose llevar por la absurda vía de los prejuicios.

Pues nada, como asegura ese extraño mapping que habéis hecho con la Sagrada Familia y la ayuda de Mr. Photoshop, ahora os toca a vosotros. Os toca mostrar cuál es vuestra oferta. Porque decir te quiero, te adoro, te compro un loro, puede resultar divertido pero ya sabéis cómo es esto del amor. Debes regarlo con cariño y a diario porque si no, un día la flor se marchita. La gente cambia y, lo que parecía inmutable, un día desaparece en menos tiempo de lo se tarda en decir “independencia”.

En definitiva, os deseo que paséis unas felices nueve horas en Barcelona, unos maravillosos 540 minutos en los que seréis contabilizados como catalanes a favor de la Hispanidad y del destino universal de todos los españoles. Si os entrevista alguna televisión, recordad saludar con un “bon dia” y que en catalán Artur es una palabra aguda, como farsant, mentider o postureig.

#Àlex_Ribes

Em pots seguir a

logotw  Twitter @blogsocietat 

Unknown Facebook

El llibre del BLOG SOCIETAT ANÒNIMA ja és a la venda en diferents webs (FNAC, La casa del llibre, Laie, Amazon, p.ex.) i a les millors llibreries (que són aquelles que tenen el llibre, obviament). Si no el trobeu, el podeu demanar al vostre llibreter. 

One comment

  1. Retroenllaç: Bocata, autocar y “pa Barna” | pepitaprats