Un, dos, tres: responda otra vez #Feijóo

feijoo

Dígame objetos chungos, personajes infames y conceptos etéreos con los que pueda comparar el proceso independentista y/o a los catalanes como enemigo interior, y que permiten apelar al votante más intoxicado e intolerante: un, dos, tres, responda otra vez.

Hitler.

Mussolini.

Bin Laden.

Hussein.

Ronald Mc Donald. Sí, ya lo sé… es un payaso… pero da miedo.

Corea del Norte.

Los terroristas, así en general.

Los etarras, en particular.

Los del ISIS.

Los vecinos que tocan el piano a las cinco de la mañana porque no pueden dormir.

Los vecinos que tocan lo que no suena al bailar twerking a las cinco de la mañana porque no pueden dormir a causa de un puñetero vecino que toca el piano.

Los operadores de telemárqueting que te dicen que no cuando les preguntas si es telemárqueting.

Los ciclistas que van por la acera mientras el carril bici está vacío.

Los ciclistas que van por la acera mientras el carril bici está vacío y además te miran mal por no tener la habilidad de levitar.

Los lanzagranadas.

Una pistola.

Los aviones de guerra.

Rita Barberá… que vendría a ser algo parecido.

Los tanques.

Los tanques de cerveza caliente.

La ensaladilla rusa de algunos bares.

La gastroenteritis… sí, es una asociación de ideas.

Los que conducen en la autopista por el carril central estando el de la derecha libre.

Los que conducen en la autopista por el carril central estando el de la derecha libre mientras bailan twerking y miran en el móvil el vídeo del vecino que toca el piano a las cinco de la mañana.

La bomba atómica. Y si es en la casa del vecino del piano, mejor.

Las pistolas…

¡¡¡Meeeeeeeeeeeeeeeec!!! Señor Feijoo, en este ataque de demagogia, ha repetido pistola. Lo único que esperamos es que no nos toque la titola.

#Àlex_Ribes

Em pots seguir a

logotw  Twitter @blogsocietat 

Unknown Facebook

El llibre del BLOG SOCIETAT ANÒNIMA ja és a la venda en diferents webs (FNAC, La casa del llibre, Laie, Amazon, p.ex.) i a les millors llibreries (que són aquelles que tenen el llibre, obviament). Si no el trobeu, el podeu demanar al vostre llibreter.