El abracadabrante mundo del independenfobo

rae

Estimado, o no, Iván:

Es de agradecer tu interés en cuestiones lingüísticas y, sobre todo, que para insultar emplees palabras tan utilizadas por los jóvenes como mentecato. Ya te imagino en tu quehacer diario entre botellón de Kierkegaard y las canciones de hoguera en honor a la decencia y una vida sin mácula. ¡Zagal, eres un mentecato! ¿No ves que te has olvidado el zurrón? Sospecho que si alguna vez te golpeas un dedo con un martillo debes gritar “¡voto a bríos! Aunque, leyendo tus pensamientos tuiteros, es más probable que votes a Rajoy, que mucho brío tampoco es que tenga, el hombre.

En todo caso te felicito por dignificar el tan hispano arte del insulto con cateto, cazurro o mentecato. Por si tienes alguna intención de utilizar las redes sociales para que el mundo sepa que los independentistas te caemos mal, adjunto varios insultos que quizá provoquen que ligues en plan postureo intelectual. Apunta: buluntún, cagalindes, carcunda, crapuloso, mamerto, mangurrián, tragasantos, verriondo, petimetre, fantoche y zurumbático. Ya lo sé, parece la alineación del FC Alatriste pero te otorgarán poderes de seducción entre tus fans y eso siempre es de agradecer en los tiempos de soledad y falta de autoestima que corren.

En lo que ya no te puedo ayudar es en que dejes de considerar catetos, cazurros y mentecatos a todos aquellos que no piensan como tú. Ahí el tema se complica un poco. Están los prejuicios, los estereotipos y el odio como catalizadores del exilio intelectual elegido. Porque, quizás y sólo quizás, si entre todos fuésemos capaces de entender a los demás, aunque sólo sea un poquito, no necesitaríamos esgrimir como argumentos unos insultos pasados de moda, trasnochados, antiguos, arcaicos, anacrónicos, desusados, vetustos, añosos, antediluvianos, prehistóricos… ¡Será por sinónimos! En eso la lengua castellana es preciosa, realmente.

En fin, si llegado el caso la RAE admite que una persona que desea vivir en un Estado nuevo, que funcione y que no tenga a un señor que reina por vía espermática, es cateta, cazurra y mentecata, sólo te pido una cosa antes de que te diga adiós con una sonrisa en los labios: exige a los académicos que dejen de admitir “almóndiga”, “uebos”, “albericoque”, “abracadabrante”, “güisqui” y “norabuena”. Es que me resulta aterrador, horrendo, hórrido, horripilante, horroroso, espantoso, espeluznante, execrable, horrísono, imponente, pavoroso, fiero, repulsivo, repugnante, feo, deforme, monstruoso, repelente, siniestro, sombrío, tétrico, terrible, terrorífico, tremebundo, alucinante y tremendo. Si es que no cuesta una puta mierda hablar bien. Ups… me siento acongojado. ¡Voto a bríos! ¿Y en un referéndum?

#Àlex_Ribes

Em pots seguir a

logotw  Twitter @blogsocietat 

Unknown Facebook

El llibre del BLOG SOCIETAT ANÒNIMA ja és a la venda en diferents webs (FNAC, La casa del llibre, Laie, Amazon, p.ex.) i a les millors llibreries (que són aquelles que tenen el llibre, obviament). Si no el trobeu, el podeu demanar al vostre llibreter. 

Advertisements