La insoportable ternura de la expresión “mira tu DNI”

miratudni-copy

Estimada, o no, Lina:

Bienvenida a un nuevo capítulo de “Mi vida en un tuit”. Hoy abordaremos un tema que preocupa a todos aquellos que creen que otras redes sociales son posibles: los tópicos.

Según el diccionario de la RAE un tópico es una “expresión trivial o muy empleada” así como un “lugar común que la retórica antigua convirtió en fórmulas o clichés fijos y admitidos en esquemas formales o conceptuales de que se sirvieron los escritores con frecuencia”. Traducido sería: el tópico está más manido que el chiste de Mistetas.

Los tópicos son ideas estereotipadas que, de tan repetidas, pierden su valor (si es que alguna vez lo tuvieron). Emplearlos a menudo constituye una clara manifestación de la carencia de recursos comunicativos y de la preferencia por la copia de expresiones ampliamente conocidas. Los tópicos también se emplean para disimular una verdad o para simplificar una idea. En resumen, un tópico es el fast food de la reflexión intelectual: se consume rápido, parece que alimenta, pero sólo te deja como legado un buen menú de contenido grasiento e insalubre.

Mira tu DNI” ha acabado siendo una expresión que, de tan repetida, acaba resultando hasta tierna. Siempre me ha parecido, por categoría intelectual, como esa frase tan repetida que se utiliza en los vodeviles cuando la mujer pilla al marido en calzoncillos ante su amante y a éste lo único que se le ocurre es afirmar: “esto no es lo que parece”. Pues sí, es lo que parece. Y lo que parece cuando alguien te espeta sin ningún tipo de rubor “mira tu DNI” es que carece de otra oferta intelectual mejor y de que, en realidad, lo que te está diciendo es: “eres español y te jodes”. No hay más posibilidad que ésa. Precioso, Lina, de verdad. Qué capacidad de seducción. Qué discurso más elaborado. Qué oferta más generosa.

Mira tu DNI es tan poco eficaz como decirle a tu pareja que se quiere divorciar: “mira el certificado de matrimonio”. Porque, lo que viene a continuación no puede ser más que: “sí, ya lo he mirado. Mira tú ahora los papeles del divorcio”. ¡Es que no hay más posibilidad que ésa! ¿Qué esperas que te digamos? ¡Ah, es verdad! ¡Había olvidado que soy español! ¡Qué suerte! ¿No? ¡Qué feliz que soy!

De todas maneras, la expresión “mira tu DNI” es mejor que “mira tu declaración de la Renta y después mira las inversiones del Estado”. Esta última expresión tiene un contenido de crueldad parecido al de decirle a Donald Trump: “mira tu peinado. Hace viento”.

#Àlex_Ribes

Em pots seguir a

logotw  Twitter @blogsocietat 

Unknown Facebook

El llibre del BLOG SOCIETAT ANÒNIMA ja és a la venda en diferents webs (FNAC, La casa del llibre, Laie, Amazon, p.ex.) i a les millors llibreries (que són aquelles que tenen el llibre, obviament). Si no el trobeu, el podeu demanar al vostre llibreter.