El periodismo con olor a morcilla de cebolla

alerta-digital

Estimada, o no, Alerta Digital:

Lo estaba esperando. Desde que me llegó la noticia de que la alcaldesa de Barcelona esperaba un bebé, supe que sucedería. En este país, en el que pronto necesitaremos unas gafas de natación para que no nos entre caspa en los ojos, era lógico que tuviese un lugar destacado. Y ya lo tenemos aquí: el titular machista, rancio, casposo, retrógrado y maleducado. ¡Bravo! Ya podemos mostrar el periodismo con olor a morcilla de cebolla, palillo entre los dientes y carajillo. El cuñado metido a gacetillero anuncia su presencia. ¡Hola, España! ¡Que me he sacao el título! ¡Que soy periodista!

Abramos los ojos de una vez. Asistamos al triste espectáculo de la sublimación de la mediocridad. El facherío que escribe, que vomita lo primero que le viene a la cabeza.

No, la alcaldesa no abortará. Ni pensaba hacerlo. La alcaldesa está embarazada. Porque aunque “preñada” es un sinónimo (que también se aplica a los animales) no creo que lo aplicarais a la reina. Y llamar “perroflauta” a una mujer, sea o no alcaldesa, sólo invita al asco. Asco. Profundo asco. Náuseas. Ganas de no compartir ni un segundo más con lo que España permite: un periodismo irritante, putrefacto, producto de quienes apuestan por el odio como estrategia comercial. ¡Qué asco!

Hubo un tiempo en el que se informaba y la opinión publicada tenía una determinada tendencia política, pero no hacía del chascarrillo tabernario un manual de estilo. Ahora lucha por aparecer el periodista mercenario que, agarrado a un procesador de texto, exterioriza sus traumas freudianos en forma de crónica. Chorrean en su teclado las grasas, los detritos de un pensamiento creado para hacer daño y no para convertirse vocacionalmente en un intermediario entre el público y la realidad. Es la postmodernidad adornada de indigencia ética. ¡Bravo! El periodismo con olor a morcilla de cebolla.

#Àlex_Ribes

Em pots seguir a

logotw  Twitter @blogsocietat 

Unknown Facebook

El llibre del BLOG SOCIETAT ANÒNIMA ja és a la venda en diferents webs (FNAC, La casa del llibre, Laie, Amazon, p.ex.) i a les millors llibreries (que són aquelles que tenen el llibre, obviament). Si no el trobeu, el podeu demanar al vostre llibreter. 

poster

 

One comment

  1. Retroenllaç: El periodismo con olor a morcilla de cebolla | pepitaprats