Eres un tipo gracioso #XavierGarcíaAlbiol

albiol

Estimado, o no, Xavier:

Tal como le dice Ray Liotta a Joe Pesci en “Uno de los nuestros”: eres un tipo gracioso. No del tipo, “te voy a contar un chiste inteligente”, sino del tipo “trae un carajillo que te explico lo que pasó en el campo del Sant Roc”. Pero supongo que ambas tipologías de humor deben ser divertidas. Vamos, que con tu tuit no me reía tanto desde que vi a Fraga bañándose en Palomares con ese cuerpazo de régimen estricto… franquista, concretamente.

Eres tan divertido que a causa de tu altura, te imagino como encargado, en tu pandilla de amiguetes preadolescentes, de llamar a los porteros electrónicos para gritar un “vivaspaña” y salir corriendo entre risas nerviosas. Qué cachondeo, de verdad. Qué niños más monos.

Lo que más me gusta, sin embargo, es la escala de agresiones que te has inventado con el emoticono de “me meo de la risa”. Uno es “intento de agresión a indepe”. Dos debe ser “ojo morado de un indepe”. Tres emoticonos corresponderán a “nariz rota de un indepe”. “Ingreso en hospital de un indepe” está reservado a tres emoticonos de “me meo de la risa” y una “flamenca”, que siempre queda divertido.

Y es que ver cómo todo un diputado del Parlament de Catalunya se ríe del intento de agresión a una persona (por mucha confusión que se produjese) es raro. Es tan raro como ver a una senadora dormirse en el Senado (Barberá facts) o que presida el país un señor con tanta animadversión hacia la sintáctica más elemental (sujeto, verbo y es el alcalde el que elige a los vecinos). Y es más raro aún que los promotores de la unidad, la concordia, la fraternidad y los unicornios rojigualdas tengan esos ataques de filantropía contra los adversarios políticos. Sobre todo, cuando son los que intentan demonizar el movimiento social pacífico más importante que se está viviendo en Europa desde hace muchos años. Creo que lo llaman hipocresía, doble moral o, simplemente, cinismo.

Eso sí, después de este más que desafortunado tuit, siempre puedes intentar convertir a la víctima en culpable y viceversa, que no es un programa de telebasura, sino la estrategia política de la derecha de este país, desde que un tal Franco se inventó el concepto de “monólogo cabrón”. Puedes decir que un indepe te hackeó el móvil, que te dejaste olvidado el móvil en un bar y que un militante de la CUP te troleó o que la culpa es del proceso independentista y la fractura social, que nadie sabe lo que es, pero queda bien en según qué ambientes cuñadistas.

Al final, si existe la “comida basura”, la “televisión basura” y la “economía basura” tampoco debería resultar raro que hablásemos de la “política basura”. Asumamos que la clase política no es ningún referente ético, filosófico o estratégico. Compremos populismo a tanto el kilo, votemos al más guapo, al que hable mejor, al que insulte más. Convirtamos a los tuiteros, a los youtubers o a los instagramers en políticos y a los políticos en tuitstars capaces de explicar chistes malos o escribir comentarios que promuevan el odio. Escribámosle a esta distopía sin sentido una maravillosa Constitución con un preámbulo que diga “el fin del mundo está cerca pero, no te preocupes, será un español quien escriba el tuit más gracioso en ese momento”.

#Àlex_Ribes

Em pots seguir a

logotw  Twitter @blogsocietat 

Unknown Facebook

poster

El llibre del BLOG SOCIETAT ANÒNIMA ja és a la venda en diferents webs (FNAC, La casa del llibre, Laie, Amazon, p.ex.) i a les millors llibreries (que són aquelles que tenen el llibre, obviament). Si no el trobeu, el podeu demanar al vostre llibreter.