La unidad de España o JODT, el reencuentro

43376

Estimados, o no, unionistas:

Lo siento. Lo he intentado pero no acabo de entender el concepto “unidad de España” y, si no lo entiendo, me resulta imposible cogerle cierto cariño. Ahora me diréis: “tampoco a los Minions los entiendes y seguro que les tienes más cariño que a Soraya Sáenz de Santamaría”. Cierto. Ahí me habéis pillado. Pero no me digáis que no adoptaríais a un Minion cuando sostiene una guitarra entre sus manitas y dice “ukelele”. En cambio, yo a Soraya, cuando dice “unidad de España” o “costitucional”, no le acabo de coger afecto. Es mi culpa. Seguro que es encantadora pero… no sé… ¡¡¡UKELELE!!!

Lo que os decía, cuando oigo a algún representante del “no nacionalismo español” y empieza a hablar de la unidad de España, me quedo en fuera de juego. ¿Qué es eso de la “unidad de España”? He llegado a la conclusión de que, si no quieres que automáticamente alguien te llame radical, nazi, norcoreano, etarra o terrorista, has de poner la misma cara que dibuja un adolescente cuando en el instituto el profesor de filosofía habla de la Crítica de la razón pura de Kant. Y lo hace en ese preciso instante en el que tu mente está concentrada en el movimiento ondulatorio de la cabellera rubia de Laura que, por arte de magia, durante el verano se ha transformado en todo un bellezón. Sabes que el profe te mira y tú asientes. Todo conocimiento comienza con la experiencia, pero no todo conocimiento proviene de la experiencia, es decir que la experiencia pone en acción la facultad de conocer pero ella sólo proporciona conocimientos a posteriori, dice el profesor. Y tú le miras con cara de Montoro en una reunión de tuppersex, con los ojos abiertos de par en par, pero deseando que Laura deje de tocarse el pelo porque estás a medio segundo de un tsunami hormonal. A mí la unidad de España no me produce tsunamis hormonales pero me deja más indiferente que la Crítica de la razón pura, light, zero o sin cafeína.

Porque, ahora en serio, ¿se puede saber qué es eso de la unidad de España? ¿A qué se refieren? ¿Cuál es la teoría sociológica, filosófica, ética o política que sustenta el concepto? Voy a repetirlo mentalmente. Quizá me caigo del caballo como San Pablo y me viene la conversión más rápido que un whatsapp de Usain Bolt. Unidad de España. Unidad de España. Unidad de España. Unidad de España. Unidad de España… Uf, lo siento… por unidad de España no me viene nada. Debe ser un extraño caso de frigidez constitucionalista.

Quizá se refieren a que todos nos debemos coger de las manos, en plan anuncio de Coca Cola de los setenta, y cantar juntos alguna zarzuela, o bailar una muñeira o una sardana. O que, como en los matrimonios, lo que ha unido el Ministerio de Hacienda, que no lo separe el hombre. ¿O era la Iglesia?

En todo caso, lo de “unidad de España” sospecho que se refiere más que, a “estar unidos”, a que debes comprar el pack entero, como si fuesen yoghourts de diferentes sabores. “Es que a mí no me gusta la fresa. Yo soy más de limón”. ¡¡¡Mira tu DNI!!! Perdón: ¡¡¡mira tu código de barras!!! Eres multisabores y siempre lo serás. Los hay, incluso, que cuando se refieren a “unidad de España” te obligan a que te comas los yoghourts naturales y sin azúcar. Es que hubo un señor con unos pequeños problemas de inteligencia emocional, y con cierta afición al garrote vil, que dijo que todos debíamos comer yoghourts naturales y sin azúcar, te dirá el amante de la tradición. Pues sí. España una y no cincuenta y una, te gritarán. Que si lo pones en el Google Translator Facha-Español, Español-Facha, significa: Franco dijo una, grande y libre. Y cuando dijo “una” se refería a la suya. Y si no te gusta, JODT, que para eso ganamos la guerra.

Por esta razón, empieza a ser hora de que nos digan la verdad. De que eso de la “unidad de España” no es una ley física irrefutable, ni una verdad apriorística (me encanta esta palabra), ni un complejo código genético que solamente han sabido descifrar los iluminados por el Movimiento, la Falange o los Franco followers. Sino que se parece bastante más a pasar por el tubo, te guste o no te guste.

Pues nada, que cuando me deprimo por no ser lo suficientemente inteligente para saber a qué se refieren con lo de “unidad de España” hay una palabra que acude a mi mente y que me dibuja una sonrisa en la cara: ¡¡¡UKELELE!!!

minion

#Àlex_Ribes

Em pots seguir a

logotw  Twitter @blogsocietat 

Unknown Facebook

poster

El llibre del BLOG SOCIETAT ANÒNIMA ja és a la venda en diferents webs (FNAC, La casa del llibre, Laie, Amazon, p.ex.) i a les millors llibreries (que són aquelles que tenen el llibre, obviament). Si no el trobeu, el podeu demanar al vostre llibreter. 

One comment

  1. Retroenllaç: La unidad de España o JODT, el reencuentro | pepitaprats