Postureo al óleo

guardia-civil

guardiacivil2

Estimado, o no, Madelman:

¡Pero qué guapo estás! ¡Sí señor! Con la banda de la Gran Cruz Naval que ganaste en heroica acción al cruzar con un 4×4 aquel riachuelo de aguas “breves”, con la bandera española sobre tu pecho henchido de patriotismo y con el sinfín de medallas que obtuviste con tu fértil subconsciente, en aquellas noches de sueño profundo, en las que contribuiste a la unidad de España entre fase REM y fase REM. ¡Pero qué guapo estás! Y al óleo. No es una foto digital hecha con una Canon 5D o una Nikon D610 con CMOS de 24,3MP y LCD de 3.2″. No, no, no. Es un pedazo de óleo como si fueses la Mona Lisa o el Conde Duque de Olivares… o la mezcla de Leonardo y Velázquez, con un ligero toque de algún antepasado de Torrente del siglo XIX. Con dos… pigmentos.

En serio, te felicito. Has elevado el postureo a la categoría de arte y, sobre todo, has metido a los selfies en la máquina del tiempo. Si ahora la gente se hace autorretratos con sus móviles en situaciones que pretenden mostrar lo que no es, alguien debía traspasar los límites del mero ejercicio de postureo y llevarlos al terreno de la sublimación artística. Y ese elegido por los dioses de la inspiración has sido tú. Que se aparten Duchamp, Kandinsky, Picasso o Pollock. ¡Aprendices! Lo que hay que hacer es dirigir la Guardia Civil y ofrecer al mundo una visión renovadora del arte. Pues nada, estudiantes de todas las facultades de Bellas Artes del territorio nacional, ya sabéis dónde se encuentran las vanguardias. No os gastéis dinero en ir al MOMA. Pedid consejo a Fernández de Mesa, gurú inspirador de las corrientes de renovación del arte contemporáneo.

Ahora ya es cuestión de esperar las excentricidades del próximo “director de algo”, amigo de Rajoy eso sí, para aumentar la esperanza de encontrar un discurso transgresor en el arte contemporáneo. Ojalá la impostura de revolucionarios como tú nos llenen las retinas de Darth Vaders, Homers Simpsons y Mazingers Z con la bella técnica de la pintura al óleo. Y es que resulta apasionante descubrir lo que el inconsciente reprimido de un megalomaníaco nos puede reservar. En caso de duda, sólo hay que teclear en Google las palabras Donald Trump. En una de sus mansiones es probable que tenga un retrato al óleo disfrazado de Rocco Sifredi.

#Àlex_Ribes

Em pots seguir a

logotw  Twitter @blogsocietat 

Unknown Facebook

poster

El llibre del BLOG SOCIETAT ANÒNIMA ja és a la venda en diferents webs (FNAC, La casa del llibre, Laie, Amazon, p.ex.) i a les millors llibreries (que són aquelles que tenen el llibre, obviament). Si no el trobeu, el podeu demanar al vostre llibreter.