CSI Baleares. En la era de la postverdad

diario-balear

Estimado Gil Grissom:

¡Estoy muy emocionado! ¡Yo era fan incondicional de CSI Las Vegas! ¡No me lo puedo creer! ¡Ahora resulta que trabajas en el Diario Balear! En serio, me parece genial que hayas dado un giro a tu carrera de supervisor en el turno de noche de la unidad CSI del Condado de Clark para ser periodista en un prestigioso (o no) periódico balear. No te bastaba con ser criminalista y biólogo experto en entomología (en una palabra: bichos). Al parecer, tenías esa vocación de periodista que ha culminado en la magnífica información que has proporcionado hoy sobre el fallecimiento de Rita Barberá.

Eres un crack, Grissom. Antes de que los oficinistas salgan de su trabajo y pongan la radio del coche para informarse sobre la noticia de la que todo el mundo habla, tú ya has podido averiguar la causa de la muerte de la famosa política. Sin autopsia, ni nada. ¡¡¡Toma ya!!!

Muere Rita Barberá por el acoso de medios de comunicación y políticos populistas”. Ni infarto, ni parada cardiorrespiratoria, ni ninguna de las causas que quizá ofrezcan los responsables de la autopsia. Los culpables son los medios de comunicación y los políticos populistas.

Lo cierto es que hay un tercer grupo que has excluido de tu teoría: los medios de comunicación populistas. Se les distingue por un signo: crean teorías sin evidencias científicas para que apoyen sus tesis populistas. Faltan a la verdad, reducen a la simplicidad de un átomo los temas más complejos, inventan conspiraciones, convierten a los culpables en víctimas y viceversa, eluden la responsabilidad cuando se demuestra que están equivocados y convierten el periodismo en una autoparodia.

Apunta esta palabra en tu libretita con dibujos de bichitos: postverdad. La postverdad ha anidado en la política y en los medios de comunicación para quedarse. En resumen, la idea es (perdón, por mi lenguaje): tira toda la mierda que puedas porque, cuando se sepa que era mentira, ya habré ganado las elecciones, ya habré vendido periódicos o ya habré conseguido clicks en mi página web. Así de simple. Échale un vistazo a los titulares anteriores al Brexit, a los chistes galácticos de Margallo o a las frases de Donald Trump en campaña y entenderás a qué me refiero. Postverdad. Palabra de moda. Dice The Economist que “la clave no es que sea cierto sino que se sienta cierto”. Bienvenidos a la mentira como estrategia, a la tergiversación como arma y a la intoxicación como campo de batalla. Postruth. Si ha sido proclamada como palabra internacional del año por Oxford Dictionaries debe ser por algo.

En fin, Grissom, espero tu autopsia sobre la verdad. Me gustaría saber quién la mató y si murió por causas naturales o por intoxicación.

#Àlex_Ribes

Em pots seguir a

logotw  Twitter @blogsocietat 

Unknown Facebook

poster

One comment

  1. Retroenllaç: CSI Baleares. En la era de la postverdad | pepitaprats