S.O.S. S.O.S. S.O.S

fredy2

Estimado amigo extraterrestre:

Ya sé que te he escrito en otras ocasiones y que te resistes a venir. Lo sé, no te debe apetecer mucho pero piénsatelo, por favor. Necesitamos una invasión de inteligencia superior que nos saque de este absurdo relato. La última vez que un extraterrestre nos visitó, Spielberg hizo una peli. Muy chula y que nos hizo llorar a todos. Pero desde entonces andamos un poco desorientados.

Te explico. En EEUU han elegido como presidente a un racista, xenófobo y machista. Es como el 3 en 1 pero, en vez de engrasar bisagras para que las puertas se abran bien, lo que hace es llenarlo todo de mierda (shit, en inglés). En Gran Bretaña han decidido salir de la Unión Europea pero todavía siguen asustados y buscan algún DeLorean para volver al pasado y poder decirle a Cameron que se corte un poquito.

En España la cosa está peor. Hay un partido de hipócritas que da la impresión de querer canonizar a una política imputada que ha muerto de manera repentina, cuando antes la habían enviado al Grupo Mixto a contar ovejas en las sesiones del Senado. Y no sólo eso. Hay políticos imputados por haber ofrecido la posibilidad a los catalanes de que pudiesen votar. Poner urnas. Sí, exacto. Poner urnas que llenaron más de dos millones de personas. Porque si pones urnas y después sólo van a votar los fans del peinado de Fátima Báñez o del sex appeal de Montoro, puedes llegar a pensar: “vaya friquis estos que ponen patas arriba el establishment tardofranquista y después tienen menos poder de movilización que una sesión de yoga impartida por Belén Esteban”. Pero no, más de dos millones de catalanes que con un papelito quisieron decir “así es como quiero que sea Catalunya”. Enorme pecado. Y, además, hay tuiteros con más voluntad que público que hacen la gracieta de comparar a Carme Forcadell con Tejero y Hitler, cuando el primero fue un producto de aquellos que llevan ganando la guerra durante 80 años, y el segundo fue amigo de Franco, que tuvo ministros que fundaron Alianza Popular, reabautizada como Partido Popular, que es de todo menos popular. Y para añadirle la guinda al pastel, en medio de otro ataque de surrealismo fachaparanoico, sus seguidores se atreven a comparar el proceso independentista con Hitler. Que es como comparar el peinado de Trump con un gato panza arriba y en medio de un masaje con final feliz. Ups, mal ejemplo, ¿no?

Por favor, amigo extraterrestre, dile a tus amigos que nos tenéis que invadir. Veréis jugar a Messi, probaréis la cocina catalana, os dejaremos entrar en la Sagrada Familia y hasta os daremos bicis nuevas si queréis utilizar el Bicing. Pero invadid la Tierra ya y empezad por Catalunya. Somos tierra de acogida y, siempre que no vengáis a un piso turístico ilegal, seréis muy bienvenidos. S.O.S. S.O.S. S.O.S.

#Àlex_Ribes

Em pots seguir a

logotw  Twitter @blogsocietat 

Unknown Facebook

poster