Nos ha tocado el gordo #CristianoRonaldo

roncero

Estimado, o no, Tomás Roncero:

Estoy preocupado. ¿Qué le pasará a Cristiano Ronaldo? ¡Él no puede ir al juzgado! Pero si es una especie de semidiós de la gomina y los selfies molones. Es un héroe repleto de virtudes: humilde, buen compañero, nunca tiene nada para él, es todo para las Islas Vírgenes.

En fin, ¿y ahora qué? Si el abogado del Estado llamó a Messi “capo de una organización criminal” por defraudar 4,1 millones, ¿cómo llamará a Cristiano por 150 millones? Si es que por esa cifra se rodaban cinco temporadas más de Los Soprano, seis de Boardwalk Empire y aún quedaba pasta para que Martin Scorsese nos regalase con la segunda parte de Uno de los nuestros.

Debéis estar desorientados por la capital. Ha debido ser terrible, como cuando se supo que los guaperas de Milli Vanilli no ponían las voces en sus canciones o que el inglés de Ana Botella era tan fluido como un bocata de cemento. ¡¡¡Qué sorpresón!!! A CR7, el único futbolista que compite en nombre con un quitagrasas, no le mola pagar impuestos en España. ¡¡¡Oooooohhh!!! Con el buen rollete que respira siempre en su humilde vida alejada por completo de la ostentación y de la egolatría, y ahora resulta que el ídolo de masas es un presunto presuntuoso que presuntamente ha defraudado a la Hacienda Pública de esta España presuntamente unida por el presunto destino universal de todos los españoles. Uf… no sé si podré soportar semejante bofetada en el relato oficial de la central lechera.

Hay que hacer algo, Tomás. Entre todos tenemos que lavar la imagen de este chico tan amigo de sus amigos y de los ascensores con espejo. Debemos intentar que el ídolo no pierda esa imagen de futbolista poco dado a los lujos y concienciado con la sociedad española y el erario público. Ya estás llamando al Ministerio de Sanidad para que te dé una lista de los hospitales y ambulatorios que se han de inaugurar próximamente para que CR7 se haga unas fotos. Rápido: llama a la Asociación en Defensa de los Unicornios Rosas, al Gremio de Fabricantes de Gomina Solidaria, a la Fundación Ferrari de Ayuda en Carretera y a la Organización en Favor de los Accidentados en Yates Resbaladizos. Todos los esfuerzos serán bienvenidos para que el mito del madridismo recupere su buena imagen.

Pero si lo quieres petar en tu campaña en solidaridad con los futbolistas millonarios cuyos nombres empiezan por Cristi y acaban por Ano, lo mejor es que implementes mi idea: hay que vestir a Cristiano Ronaldo de niño de San Ildefonso, amañar el sorteo para que cante el gordo y que se haga un selfie con la abuela despistada del anuncio de Lotería. Si los sentimientos más ñoños y costumbristas se despertaron con el spot de este año, imagínate ver a CR7 con Carmina.

cris

#Àlex_Ribes

Em pots seguir a

logotw  Twitter @blogsocietat 

Unknown Facebook

poster

Advertisements