Hagamos un crowdfunding para el toro Furby

juli

Estimado, o no, El Juli:

En primer lugar, felicidades. Debe ser sorprendente que por tu trabajo te hayan otorgado una medalla por haber destacado en la creación artística y cultural. Es como si a Freddy Krueger le dan un premio por su manicura. Por este motivo, espero que te lo hayas tomado con humor y que ahora no te vengas arriba. Es más, creo que sería un buen momento para abandonar la tauromaquia. Ya sabes… ahí… en lo más alto de tu carrera… en la cumbre de tu creación artística y cultural… con la sangre de los toros manchando tus manos artísticas y culturales… con sus gritos de dolor… Qué bonito, de verdad. En este país no se había premiado tanto la tortura desde aquellas performances artísticas y culturales de la Santa Inquisición. Pongámosle una calle al Marqués de Sade (Torquemada ya tiene unas cuantas). ¡Qué digo una calle! ¡Una plaza de toros! ¿Y unos premios Marqués de Sade al mundo del toreo? ¿Como los Oscars o los Goyas? Sade al mejor traje de luces. Sade al mejor paquete. Sade a los mejores efectos sonoros de un toro en agonía. Sade a la mayor dosis de hemoglobina.

Estimado, o no, Juli: creo que si te vistieras con el mismo traje, cogieras un capote y lo movieras en el espacio vacío de un escenario, podría llegar a aceptar la idea de que tiene algún sentido artístico. Sería danza, supongo. O un homenaje a Locomía. Pero cuando lo haces delante de un toro al que se le han clavado puyas y banderillas, para acabar rematándolo con un estoque, me cuesta percibir algo que tenga que ver con el progreso artístico y cultural porque, si algo tienen el arte y la cultura, es una cierta idea de lectura social que nos permita mejorar la época que nos ha tocado vivir. Y, sinceramente, me cuesta asimilar la tortura animal con la transformación social. Si además la tauromaquia está sustentada en gran medida por el nacionalismo español más conservador, soñar con que la sociedad española se sitúe definitivamente en el ámbito de la protección animal es más difícil que ver una retrospectiva tuya en el MOMA.

¿Habéis probado con situar vuestra actividad en el siglo XXI? La robótica ha alcanzado unos niveles maravillosos. Si en vez de utilizar animales vivos, realizáis vuestro show con una especie de Toro Furby, quizá mi discurso cambie. Eso sí, no os extrañe que el público, en vez de gritar olé os diga algo parecido a: ka/mi-mi/nou-lu. Ni-tai/ka

torofurby

#Àlex_Ribes

Em pots seguir a

logotw  Twitter @blogsocietat 

Unknown Facebook

targeta

Advertisements