Delito de metáfora

coma

Estimado sentido común (el menos común de los sentidos, dicen):

Una metáfora es una figura retórica de pensamiento por medio de la cual una realidad o concepto se expresan a través de una realidad o concepto diferentes con los que lo representado guarda cierta relación de semejanza. Por ejemplo, si dices “mi novia es la luz que ilumina mis días” no significa que tu pareja se haya convertido de repente en un Gusiluz. Lo que estás diciendo es que tu relación con ella te hace feliz, especialmente en los peores días.

Una vez aclarado el concepto de metáfora, déjame que te explique una historia divertida. Joan Coma, regidor de Vic por la CUP, en un pleno municipal del 2015 dijo que “para hacer una tortilla primero hay que romper los huevos”. ¿Traducción? Si se quiere establecer un orden legislativo nuevo, llegará un momento en el que se tendrá que desobedecer al antiguo, especialmente, si éste sigue empeñado en hacerse valer a través de la imposición y no del diálogo. El huevo, esa extraña forma de la naturaleza que contiene alimento, debe romperse si se quiere construir algo nuevo y sabroso como una tortilla. Ya sé que no es Gustavo Adolfo Bécquer pero hubiese sido peor haber dicho “si se quiere hacer una hamburguesa, será necesario triturar carne”. ¿Y si Joan Coma hubiese dicho: si queremos que llegue la primavera, deberemos contemplar aún esos árboles desnudos mientras nuestras orejas enrojecen como luceros en el invierno constitucional? En ese caso, la Audiencia Nacional hubiese tenido que procesarle por cursi pero, al parecer, algunos machos alfa lo de romper huevos lo han interpretado más como una amenaza testicular que como un consejo culinario o una metáfora política.

Lo divertido de esta historia es que fue el ultraderechista y candidato a Premio Teletubbie a la concordia, Josep Anglada, quien puso la denuncia a la Guardia Civil. Después la fiscalía lo “afinó” y a Joan Coma se le imputó por presunta incitación a la sedición. Precioso, de verdad. Tiene huevos la cosa.

Y es que, estimado sentido común, hemos inaugurado un concepto nuevo: el delito de metáfora. A partir de ahora será necesario poner atención en cada una de las figuras retóricas que realicemos no vaya a ser que incitemos a algo tan peligroso como la libertad de expresión, la imaginación o la creatividad poética.

Lo que no sé es si al señor del anuncio lo imputarán por delito de metáfora o por marranote:

pros

#Àlex_Ribes

Em pots seguir a

logotw  Twitter @blogsocietat 

Unknown Facebook

targeta