Farolillos, caramelos, Reyes Magos por cortesía del PP y globos de C’s

http://www.elpunt.cat

  1. Soy independentista.

  2. Creo que uno de los aspectos más importantes en un proceso de comunicación es el contexto.

  3. Cada reivindicación tiene su contexto.

  4. El contexto de una cabalgata de los Reyes Magos no me parece el mejor para ningún tipo de reivindicación política (incluyendo la independentista). Es una noche mágica y el centro de la magia deben ser los niños y niñas. Sus caras de felicidad constituyen la energía vital en una noche muy necesaria en estos tiempos que corren.

  5. Sin embargo, la libertad de expresión es un valor muy importante en democracia.

  6. Llevar unos farolillos independentistas a una Cabalgata no me parece la mejor idea del mundo pero, quien lo haga, es totalmente libre de hacerlo. Es más, después de la campaña mediática demonizadora que se ha llevado a cabo, parece normal que se hayan agotado las existencias. Acción-reacción. ¿No querías caldo? Dos tazas. 

  7. A los niños se les debe tratar como lo que son: personas inteligentes.

  8. Eso significa que tampoco se les puede aislar en una burbuja ideológica. Los niños ven, escuchan, leen y, lo que es más importante: opinan. Y les tenemos que escuchar.

  9. Lo que se me antoja importante es proporcionarles la información necesaria para que puedan comprender (si realmente es posible) el mundo que les ha tocado vivir. Un mundo cargado de ideologías de todo tipo de las que van a recibir muchos impactos diarios.

  10. Y uno de los aspectos más difíciles de explicar es la doble moral que empleamos (consciente o inconscientemente) los adultos.

  11. La doble moral resuelve de una manera muy sencilla todas nuestras disonancias cognitivas: convertimos en temas megatrascendentales lo que deberían ser anécdotas y dejamos en anécdotas temas que merecerían (quizás) mayor trascendencia. Todo depende de nuestros intereses. Al final, lo único que cambia es el tamaño del altavoz, que tiene muchísimos más Kw de potencia en el lado unionista. No es una opinión. Es un hecho.

  12. A partir de aquí, resolvamos como podamos nuestros dilemas morales: ¿deben ser los hijos partícipes de nuestra ideología? ¿Nos tienen que acompañar en manifestaciones de contenido político? ¿Deben participar activamente de nuestras creencias religiosas desde pequeños o deben ser ellos quienes elijan sus opciones cuando sean mayores? ¿Qué juguetes les regalamos? ¿Inducen a roles sexistas? ¿Inducen a la violencia? ¿Qué películas vemos con ellos? ¿Son moralizantes? ¿Les pedimos que participen en el concurso ¿Qué es un rey para ti? para hacerles ver las bondades de la monarquía? ¿Nos parece bien que en una televisión pública se emitan corridas de toros en horario infantil? ¿Qué es el adoctrinamiento? ¿Mostrar un solo punto de vista? ¿Mostrar todos pero tergiversando al contrario?

  13. Desde la modestia de este blog lo que realmente juzgo importante es que los niños sepan que van a vivir en un mundo en el que la hipocresía y la doble moral están muy presentes. Que ellos no sean adultos que hagan de la doble moral la gasolina de su proyecto vital sería un gran triunfo.

  14. La propia tradición de los Reyes Magos constituye una tradición cristiana y, en consecuencia, cargada de creencias. Eso no es intrínsecamente bueno o malo. Simplemente, es. Pero también es bueno ser conscientes de que, antes de criticar al adversario, parece positivo analizarlo todo, también lo que uno hace o dice, con o sin sus hijos delante.

reyes-3

reyes5

reyes6

reyes1

reyes-3

cs

reyes-4

toros

fascismo

#Àlex_Ribes

Em pots seguir a

logotw  Twitter @blogsocietat 

Unknown Facebook

targeta

Anuncis